Educación

Consejos para proteger a los más pequeños en la Red

En 2015 podrían existir en el mundo más de 1.000 millones de smartphones. Y la realidad es que, para lo bueno y para lo malo, cada vez es más normal que el primer móvil de un niño sea un smartphone.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
02
Nov
2012

Artículo

Redacción

En 2015 podrían existir en el mundo más de 1.000 millones de smartphones. Y la realidad es que, para lo bueno y para lo malo, cada vez es más normal que el primer móvil de un niño sea un smartphone. Esta realidad hace necesario plantearse conceptos como la patria potestad, entendida como aquel deber de asistencia, educación y protección que la ley atribuye a los padres y que tiene como finalidad esencial la protección de los hijos menores de edad.

La Asociación Profesional Española de Privacidad (APEP) y Orange, junto a un grupo de expertos nacionales e internacionales, han analizado la situación en torno a la seguridad y la privacidad del menor en Internet, en la jornada Cómo ejercer la patria potestad en Internet, coincidiendo con la  celebración del Día Internacional del Niño.

Los informes de la Fiscalía General del Estado, elaborados por las Secciones Provinciales de Menores, muestran un incremento de los delitos y faltas cometidos por adolescentes a través las TIC. Las amenazas, las conductas de acoso (ciberbullying), la suplantación de identidad en las redes sociales, el sexting (obtención de fotografías en poses eróticas para luego coaccionar a la víctima); el grooming (tipificado en el 183 bis del CP), o la grabación de agresiones o vejaciones para su posterior difusión telemática, son algunos de los ejemplos más frecuentes. Según los expertos es importante tener en cuenta que el menor no sólo es víctima, también es agente activo en muchas de las patologías que se asocian a internet.

Los medios empleados con más frecuencia son las redes sociales y smartphones, a través de aplicaciones como WhatsApp, debido a la facilidad de difusión y fuerte intranquilidad que generan en la víctima.

“Es fundamental evolucionar hacía la idea de educar en internet en lugar de frente a internet. Los padres tenemos la responsabilidad de adquirir conocimiento y compartir tiempo de internet con los menores, debemos ejercer la patria potestad en internet, de lo contrario, no sólo es que nuestros hijos se exponen a un peligro, ellos pueden poner en riesgo a otros”, Ricard Martínez, presidente de APEP,

Por  su parte, Carmen Recio, secretaria general de Orange, ha destacado la corresponsabilidad de los dintintos agentes. “Es responsabilidad de todos los agentes del sector, administración, operadores, fabricantes de terminales y proveedores de servicios contribuir a la difusión y uso seguro de las nuevas tecnologías, especialmente por lo que respecta a la protección a la infancia. Es necesario abordarlo desde una perspectiva integral, involucrando y facilitando la formación y sensibilización necesaria tanto a los menores, como a sus padres y profesores” .

Entre las pautas que los expertos recomiendan a padres y educadores para orientar a los más pequeños  en uso seguro de Internet y las redes sociales destacan:

  • Evitar el uso excesivo o adictivo del  smartphone, estableciendo normas de uso, tiempo, gasto mensual y servicios.
  • Explicar a los jóvenes, en casa y en los centros educativos,  la importancia de la privacidad y los riesgos que pueden derivar de compartir información con desconocidos.
  • Hablar con nuestros hijos e hijas. Estemos atentos a sus cambios de actitud, y si se producen debemos interesarnos por sus causas ya que no suelen tener criterios ni mecanismos para resolver por sí mismos este tipo de situaciones.
  • Proporcionarles información sobre los mecanismos de protección disponibles (como el botón de denuncia) e implementar los sistemas de control parental existentes (mecanismos de bloqueo de contenidos, entre otros).
  • Actuar a través de la educación inculcando a niños y adolescentes valores elementales de aprecio de la intimidad propia y respeto por la ajena.
  • Concienciar a la población adolescente –y a sus padres- de que no existe la impunidad y que ese tipo de comportamientos, en la jurisdicción de menores, tienen respuestas sancionadoras y otras consecuencias como las patrimoniales.
  • Si los contenidos insultantes o difamatorios se han publicado en una red debemos proceder a solicitar su retirada inmediata para evitar que su difusión se siga produciendo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.