Internacional

El mapa europeo de la digitalización

La transformación digital se ha acelerado como resultado de la pandemia. Antes del coronavirus, casi la mitad de las empresas españolas carecía de una página web y, ahora, nuestro país se sitúa por encima de la media europea en servicios públicos digitales y conectividad. Analizamos las últimas tendencias de la digitalización en los países del continente europeo.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
16
Abr
2021

La transformación digital ha sido una de las asignaturas que más se le han resistido a España, pero el país ha sabido dar pasos firmes hacia la implementación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en los últimos años. Gran parte de esta evolución ha llegado a raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que obligó a múltiples ámbitos de la sociedad –especialmente el empresarial, el económico y la educación– a ser partícipes de una carrera a contrarreloj para encontrar la mejor forma de seguir funcionando en la distancia.

Antes de la pandemia, casi la mitad de las empresas españolas no tenían página web. Ahora, el índice DESI sitúa a nuestro país por encima de la media de la Unión Europea en dos marcadores: servicios públicos digitales, gracias a la aplicación de una estrategia digital por defecto en toda su administración, y conectividad, con ocho de cada diez hogares conectados a la fibra óptica. Quedan muchos deberes por hacer, como incrementar el porcentaje de personas con competencias digitales (un 43% de españoles entre 16 y 74 años aún carecen de ellas), facilitar la integración digital de las empresas –especialmente las pymes– o implementar Internet de forma más ambiciosa en las zonas rurales.

José María Lasalle, director del Foro de Humanismo Tecnológico de ESADE, indicaba en un artículo para Ethic que «nuestra cultura online está modificando radicalmente nuestra identidad». El virus ha acabado de fusionar ese mundo físico y digital que, en ocasiones, se han mostrado distantes. También lo indican las Naciones Unidas: «Ya no hay ninguna duda de que la explosión de datos y la velocidad a la que pueden obtenerse va a suponer una revolución para afrontar los retos globales actuales». Hablamos de medio ambiente, de sostenibilidad y de una economía más justa y circular. A nivel europeo, la sociedad está relativamente formada en la digitalización, pero a las empresas aún les queda camino por recorrer a la hora de hablar del uso de big data y la contratación de empleados especializados en TIC, especialmente mujeres.

En este mapa, analizamos las últimas tendencias de la digitalización en los países del continente europeo.

La digitalización del ámbito rural no es un reto exclusivo de nuestro país: nos situamos por debajo de la media europea con un 58,7% de hogares rurales conectados a la banda ancha, pero, en Finlandia, por ejemplo, solo un 9,1% cuentan con cobertura de banda ancha para funcionar en el mundo virtual. Bulgaria, Lituania o Polonia llegan, a duras penas, al 30%. Chipre, Malta, Bélgica, los Países Bajos, Suiza, Reino Unido, Luxemburgo o Irlanda copan los primeros puestos, superando porcentajes del 90%.

Sin embargo, a la hora de analizar la conectividad de un país, también es importante contar con los factores sociales y económicos que pueden influir. Para algunas personas, adquirir un equipo informático y conectarse a una red puede resultar demasiado caro: en Portugal, un 10% de los encuestados aseguraron no tener conexión a Internet en casa, precisamente, por este motivo. Lo mismo ocurre en Montenegro, Croacia, Bulgaria y Hungría. Otros, simplemente, no lo ven necesario: es el caso de Serbia (15%), Bosnia Herzegovina (14%), Montenegro (13%) o Croacia (13%).

¿Cómo está la situación en el ámbito empresarial?

Solo una de cada diez empresas en España buscó empleados TIC en 2019, algo menos que Portugal (16%) y más lejos de Dinamarca, Francia o Lituania, donde la cifra ascendió a cuatro de cada diez empresas. No obstante, a la hora de recurrir al big data, nuestro país se situó muy cerca de la media europea, con un 10% de empresas frente al 12% que indica la Unión Europea. Países Bajos y Bélgica lideran la lista tras notificar dos de cada diez empresas haciendo uso de esta tecnología.

En el camino de la digitalización, sin embargo, hay un problema habitual que se repite en todos los países: la brecha de género en las TIC. Según los datos analizados para la media de la Unión Europea, del total de empleados en las empresas solo un 1,5% son mujeres especializadas en TIC, mientras que, en el caso de los hombres, el porcentaje asciende al 6%. En el caso de España, la diferencia es tan solo de cuatro puntos porcentuales, un indicador más positivo que en países vecinos como Reino Unido (2% de mujeres frente a 9% de hombres), Suecia (3% de mujeres frente a 10% de hombres) o Bélgica (1% de mujeres frente a 6% de hombres).

En cuanto a la brecha salarial en puestos TIC –la diferencia entre las retribuciones salariales entre hombres y mujeres en el mismo puesto–, la República Checa muestra la cifra más llamativa: 31,6%. Además, Polonia (28,7%), Eslovaquia (28,1%), Lituania (27,8%), Estonia (25,5%) y Alemania (24,9%), entre otros, superan con creces la media europea (18%). La brecha salarial española, por otro lado, se sitúa en los últimos puestos (12,3%), aunque va por delante de Portugal (11,9%), Francia (11,4%) y Bélgica (11,4%).


Fuentes: Índice de la Economía y la Sociedad Digitales 2020 de la Comisión Europea. Informe ‘Integrando el Big Data en la monitorización y el desarrollo de programas europeos‘ elaborado por Global Pulse, de las Naciones Unidas. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.