Diversidad

Vibrar con música sin sonido

Gracias al proyecto ‘Vibran-do’, 300 personas sordas han podido disfrutar de la música en concierto. El cantante Mikel Erentxun, que participó en la iniciativa, nos cuenta su experiencia.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
22
Sep
2015
Carmen Vila Carbia

Los espectadores de esa noche en la sala Penélope de Madrid no eran como los de todas las semanas. Porque el concierto tampoco era corriente. Esta vez todos pudieron disfrutar de la música; y ‘todos’ incluye a 300 personas sordas.

El encargado de poner en pie este concierto pionero plenamente accesible -organizado por Ticketbell y la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE)- fue el donostiarra Mikel Erentxun, en plena promoción por su nuevo disco, Corazones. El ex cantante de Duncan Dhu reconoció que la iniciativa, bajo el nombre de Vibran-do, «suponía una grandísima incógnita», pero cuando se lo propusieron no lo dudó «ni un instante». «Me explicaron que era un concierto para todos porque había intérpretes que iban mostrando con sus manos, traduciendo en lengua de signos española, todo lo que nosotros íbamos cantando».

«Conciertos como este son la prueba de que la música es algo más. Por qué funciona una canción y otra no. Hace falta otra cosa, además del oído. El estómago es fundamental, y las energías. Para mí va a ser una experiencia novedosa y muy interesante», añadió Erentxun.

El cantante presenta un disco en el que las ganas de vivir se expresan casi sin palabras. Dieciséis temas que surgen después de haberse enfrentado a dos anginas de pecho que estuvieron a punto de costarle la vida hace tres años. «Estando en el hospital empecé a pensar que si salía de allí iba a escribir mi experiencia como en una especie de diván de psicólogo», comentó, y aseguró estar «en un momento muy dulce porque, después de tantos discos, es el primero que habla de mí».

Concha Díaz, presidenta de la CNSE y de su Fundación, se mostró satisfecha con el resultado del concierto. «Estamos celebrando la fiesta de la capacidad con este concierto en el que las personas sordas han podido, por primera vez en España, disfrutar de un evento en directo, tanto con la lengua de signos como a través de globos con el fin de sentir las vibraciones de la música», señaló.

Vibran-do tuvo además un debut solidario, ya que todos los beneficios se destinarán a los programas sociales, educativos y laborales desarrollados por la Fundación CNSE.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

No más armarios en el trabajo

Raquel C. Pico

Pese a los grandes avances en derechos, las personas LGTBI+ todavía encuentran muros en los entornos laborales.

OFRECIDO POR
Cabecera

Un premio a la diversidad de talentos

Mauricio Hdez. Cervantes

La Fundación Randstad premiará a quienes buscan recobrar el impulso a inclusión ralentizado por la crisis.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.