Siglo XXI

¿Por qué las multinacionales temen a Wikileaks?

Wikileaks acaba de recibir el Premio de la Libertad de Prensa. Repasamos las hemerotecas de periódicos como The Guardian y El País para ver cómo este fenómeno afecta a las empresas multinacionales.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
27
Feb
2011

Artículo

Pablo Blázquez/Carmen Gómez-Cotta

Wikileaks ha recibido este año, indirectamente, el Premio Internacional de la Libertad de Prensa, que recayó en manos de los cinco grandes periódicos que han publicado sus cables. Su fundador, Julian Assange, el mismo que dio a conocer los informes que probaban crímenes de guerra de Estados Unidos en Irak y Afganistán y que posee 250.000 documentos secretos de la diplomacia de este país, va a ser juzgado, acusado de doble violación. Las hemerotecas de todo el mundo arden con noticias y artículos de opinión sobre el fenómeno Wikileaks y en las universidades y escuales de negocio surgen la primeras teorías sobre la nueva forma de transmitir información en el siglo XXI. Conclusión principal (robustecida por todo lo que está pasando es las cleptocracias árabes): Internet empieza a cobrar toda su fuerza y a desarrollar todo su potencial.

Antes de responder a la pregunta del titular, vamos a dar algunos datos que pueden ser interesantes. En Estados Unidos, el Partido Republicano ha llegado a pedir que se juzgue por terrorismo a Assange. Las acusaciones de violación, acoso sexual y uso ilegal de la fuerza cernieron la primera sombra de duda sobre Assange, convertido en para muchos en un nuevo icono de la libertad, y la Interpol encendió las primeras alarmas al ordenar su búsqueda y captura. Ahora su ex socio, Daniel Domscheit-Berg , le acusa en un libro de autoritaria y de haberle amenazado de muerte, y advierte sobre la opacidad fiscal y las irregularidades económicas de esa urganización tan pecualiar que es Wikileaks.

Pero Assange ya no es lo que importa, aunque su rostro se haya plasmado en cientos de miles de pegatinas y en la pechera de muchas camiseta. «Héroe o villano, más allá de su figura (si no lo hace él, lo harán otros, de hecho ya está surgiendo iniciativas parecidas, como Openleaks), parece claro que la exigencia social de transparencia se ha fortalecido considerablemente. Y esto afecta a todos  los poderes, ya sean gobiernos, multinacionales o grandes organismos», explica a Ethic Jaime Bascuñana, profesor de Comunicación Política de la Universidad Pompeu Fabra.

Pfizer es una de las compañías a las que más ha afectado la macrofiltración de Wikileaks, que destapó que el gigante farmacéutico contrató a detectives privados para hallar pruebas de corrupción contra el fiscal general nigeriano con el fin de chantajearle para librarse de acciones legales por un controvertido experimento farmacológico en el que murieron niños aquejados de meningitis.
Pfizer es una de las compañías a las que más ha afectado la macrofiltración de Wikileaks, que destapó que el gigante farmacéutico contrató a detectives privados para hallar pruebas de corrupción contra el fiscal general nigeriano con el fin de chantajearle para librarse de acciones legales por un controvertido experimento farmacológico en el que murieron niños aquejados de meningitis.

Aquí van algunos ejemplos, recopilados a través de la hemeroteca de periódicos como The GuardianEl País, de cómo el fenómeno Wikileaks afecta a las multinacionales:

-Caso Pfizer: Wikileaks destapó que el gigante farmacéutico Pfizer contrató a detectives privados para hallar pruebas de corrupción contra el fiscal general nigeriano con el fin de chantajearle para librarse de acciones legales por un controvertido experimento farmacológico en el que murieron niños aquejados de meningitis.

-Los nombres de empresas españolas como Repsol, Iberia o los bancos Santander o Sabadell han salido a relucir por sus relaciones con Irán y las presiones al Gobierno de Zapatero por parte de las embajadas de Estados Unidos e Israel.

-Bush apoyó «fervientemente» la participación de España en el G-20 para frenar la regulación de flujos de capital. «Si el Santander o el BBVA se vieran afectadas por un mayor control por parte de instituciones internacionales como las propuestas por el primer ministro británico, Gordon Brown, Zapatero podría compartir nuestro interés en evitar una regulación que sería contraproducente», señala el documento de la diplomacia nortemaricana filtrado por Wikileaks.

Protestas de las aerolíneas ante las trabas para repatriar de Venezuela sus ingresos, donde se retenía hace poco más de un año 740 millones de dólares de 43 compañías aéreas internacionales. «Gracias a una visita a Venezuela del ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, Air Europa ha recibido los pagos correspondientes a cuatro meses. Pero Iberia no ha logrado ni un solo penique», señala el escrito confidencial redactado en la embajada.

Argentina: Poco antes de las elecciones generales de 2007, los principales bancos argentinos aceptaron emitir créditos baratos, por debajo de los tipos de interés, para satisfacer los objetivos electoralistas del Gobierno de los Kirchner y aumentar su popularidad.

Boeing acusa a Airbus de ofrecer sobornos para ganar un contrato de 1.000 millones de dólares en Rumanía. La empresa estadounidense pidió a la embajada que intercediera contra los europeos, que ofrecían una ‘mordida’ del 3%.

-Rudolf Elmer, antiguo ejecutivo del banco suizo Julius Baer, entrega a Wikileaks los datos de 2.000 cuentas secretas. La filtración afecta a 40.000 multinacionales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.