La valoración de la conciliación empeora respecto a 2008

conciliacion

La valoración social del estado de la conciliación en España empeora con respecto a niveles anteriores a la crisis

La mayor parte de los trabajadores por cuenta ajena creen que la conciliación mejora su nivel de satisfacción

Comparte este artículo

Si hace diez años hubiéramos introducido en la barra de Google la palabra «conciliación», nos habríamos topado con todo tipo de resultados relativos a la conciliación bancaria, pero con una muestra insignificante relativos a la conciliación laboral o familiar. Por ese entonces, «conciliación laboral» desplegaba no más 400 resultados en la web; en 2014, serían unos 4.600; hoy, 433.000.

Algo se ha removido en los últimos tiempos. La conciencia ciudadana, en primer lugar. Y las estrategias corporativas, en segundo. La combinación de cambios demográficos y culturales derivados de la globalización y de la integración de la mujer al mercado laboral ha llevado a situar la conciliación, la racionalización y flexibilización horarias, el teletrabajo y el bienestar laboral como una prioridad en la agenda política y empresarial.

Implantar medidas de conciliación no es menos importante que cuantificar lo que se está trabajando en esa materia. «Aquello que no se mide, tiene tendencia a degradarse. Todo lo que se puede medir, se puede analizar, gestionar y, por tanto, mejorar», ha señalado el consejero Delegado de Cepsa, Pedro Miró, durante el acto de presentación de los resultados del primer ‘Barómetro de la Conciliación en España-Indice efr’, un estudio realizado por Fundación Másfamilia, en colaboración con Cepsa, para conocer y evaluar el estado de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en España.

Con este objetivo, se han analizado más de 90 indicadores sociales y empresariales relacionados con la conciliación, a fin de extraer un índice global que permitiera analizar su evolución desde el año 2008 hasta 2016.

La conclusión principal del estudio es que la valoración social del estado de la conciliación en España empeora con respecto a niveles anteriores a la crisis. Los expertos congregados en la presentación han comentado las complejas razones que explican este descenso y que se materializan en una disminución de 4,7 puntos respecto de los valores del año 2008, debido principalmente a la bajada de los indicadores relativos a la natalidad y demografía (-10,9 puntos), a la economía y empleo (-5,1 puntos) o salud pública (-12,5) y familia (-9,7). Por el contrario, los indicadores sociales relativos a infancia (7,9 puntos) e igualdad de oportunidades (6,2) han experimentado un repunte positivo.

A pesar de esta percepción, el barómetro destaca el compromiso continuado del tejido empresarial de nuestro país con la conciliación y con las medidas institucionales impulsadas en este sentido. Así, frente al año 2008, el estudio revela un aumento de 10,4 puntos en los indicadores empresariales relacionados con la conciliación. Este crecimiento se fundamenta sobre la mejora de la coyuntura económica y, sobre todo, por la consolidación de las medidas de conciliación dentro de la cultura de responsabilidad social empresarial y apoyo de las administraciones públicas en España.

«En los últimos años las empresas de nuestro país han asumido como propios una serie de compromisos relativos a la responsabilidad empresarial, entre los que sin lugar a duda destaca la conciliación. Su apoyo incondicional a la labor desarrollada por las instituciones para impulsar la conciliación, ha resultado fundamental para que hoy podamos presentar los datos que se incluyen en este barómetro», ha señalado Antonio Trueba, Presidente de Fundación Másfamilia.

Retención del talento

Otras de las claves que aporta el documento de la Fundación Másfamilia y Cepsa es que la mayor parte de los empleados de las compañías de nuestro país consideran que la conciliación resulta un factor determinante para la retención del talento. Así, la mayor parte de los trabajadores por cuenta ajena creen que la conciliación mejora considerablemente su nivel de satisfacción con respecto a los beneficios sociales por parte de la empresa.

En relación con la flexibilidad horaria, también se ha incrementado el número de empresas que emplean el teletrabajo como medida de conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

Para Carlos Morán, director de Recursos Humanos de Cepsa, «desde las empresas impulsamos la conciliación para que nuestros profesionales se sientan más satisfechos, motivados y comprometidos. Todo ello contribuye a mejorar nuestra reputación y nuestra eficiencia. En concreto, en Cepsa materializamos esta apuesta con medidas como el teletrabajo y la flexibilidad horaria, que han alcanzado unos grandes niveles de éxito en su implementación».


Los comentarios están cerrados.