MSD destina más de 30 millones de dólares para combatir el COVID-19

Ethic para MSD

El COVID-19 es un desafío sin precedentes para la comunidad global y ha puesto sobre la mesa el importante papel que tienen los farmacéuticos y las compañías biofarmacéuticas para ayudar a la sociedad a superar los retos del siglo XXI. En este contexto, MSD y la Fundación de la compañía han anunciado que destinarán 10 millones de dólares adicionales en apoyo a los esfuerzos contra el COVID-19 para ayudar a abordar las desigualdades en la atención sanitaria entre los pacientes y las poblaciones que lo necesiten. La compañía biofarmacéutica MSD ha dado a conocer este nuevo compromiso solidario como apoyo al #GivingTuesdayNow, un nuevo Día Mundial de donaciones y unidad como respuesta de emergencia frente al COVID-19. Con la noticia de esta nueva cantidad, MSD ha destinado más de 30 millones de dólares a planes de ayuda mundiales, nacionales y locales para combatir el COVID-19.

MSD tiene la determinación de apoyar a las comunidades y pacientes desatendidos y vulnerables con afecciones de salud subyacentes

«Trabajamos para apoyar a los pacientes, a los profesionales de la salud y a las comunidades de todo el mundo en la lucha contra la enfermedad. Este nuevo compromiso ayudará a avanzar en la equidad en salud y abordará determinantes sociales de la salud en las poblaciones y grupos de pacientes más vulnerables», señala la Dra. Julie L. Gerberding, responsable global del Área de Pacientes de MSD.

Para ayudar a abordar las necesidades de salud, MSD tiene como objetivo trabajar con socios externos seleccionados en todo el mundo que apoyen a las comunidades y pacientes desatendidos y vulnerables con afecciones de salud subyacentes. También se tendrá en cuenta las organizaciones que trabajen para fortalecer los sistemas de salud y las capacidades de los profesionales sanitarios que están en primera línea brindando atención a pacientes vulnerables.

En respuesta a la pandemia del COVID-19, los objetivos de MSD son proteger la seguridad de los empleados y sus familias, garantizar que sus medicamentos y vacunas sigan llegando a los pacientes que los necesitan, contribuir con su experiencia científica al desarrollo de tratamientos antivirales y apoyar a los profesionales sanitarios y a las poblaciones.

Hasta la fecha, este apoyo ha incluido donaciones de medicamentos, donaciones de equipos de protección individuales (EPI) para profesionales sanitarios, y ayuda financiera a organizaciones humanitarias. A través de MSD para las Madres, el programa global de la compañía para ayudar a poner fin a las muertes maternas prevenibles, MSD se ha comprometido a donar 3 millones de dólares para ayudar a los sistemas de salud más afectados por el COVID-19, para que puedan responder mejor las necesidades de las mujeres embarazadas antes, durante y después del parto. Además, ha posibilitado que los empleados con formación médica y sanitaria dediquen voluntariamente su tiempo a ayudar mientras siguen recibiendo su salario base.