Medidas extraordinarias para situaciones extraordinarias

Ethic para Fundación Mutua Madrileña

Medidas extraordinarias para situaciones extraordinarias

Durante los primeros días de la emergencia sanitaria, cuando aún no éramos conscientes de las dimensiones que adquiriría más tarde la pandemia, la primera reacción masiva de la sociedad dejó entrever comportamientos que atendían a un impulso individualista, producto del miedo y la incertidumbre. Sin embargo, el acopio irracional de comida, papel higiénico y mascarillas pronto dio paso a la solidaridad, incluso entre personas que no se conocían previamente. Así, dentro de la dramática situación vivida por de miles de familias, el coronavirus también ha servido para darnos cuenta de que, en una situación tan extrema como esta, solo nos salvaremos juntos.

El sector privado también se ha volcado para intentar minimizar el impacto de la pandemia, sobre todo entre los colectivos más vulnerables, que reciben el golpe con mayor fuerza. A tal efecto, la Fundación Mutua Madrileña ha concedido sus ayudas extraordinarias a proyectos de entidades sin ánimo de lucro para atender necesidades básicas de alimentación, higiene y prevención sanitaria entre colectivos vulnerables afectados por la COVID-19. Esta convocatoria extraordinaria, dotada con 300.000 euros, permitirá a 22 entidades de ámbito local, provincial y nacional, canalizar una ayuda de la que se beneficiarán más de 20.000 personas afectadas gravemente por esta situación sobrevenida.

Las ayudas se suman al millón de euros que la Fundación Mutua destina cada año a proyectos sociales en su convocatoria ordinaria

Se trata de una medida extraordinaria que se suma a la convocatoria anual de ayudas a proyectos sociales que la Fundación Mutua convoca desde hace nueve años –dotada con un millón de euros–, que solo en su última edición permitió financiar 34 proyectos de entidades sin ánimo de lucro que han mejorado la vida de 29.000 personas. Además, de forma extraordinaria, el patronato de la Fundación Mutua –presidido por Ignacio Garralda–, aprobó otra convocatoria extraordinaria, dotada con 200.000 euros, para apoyar a la investigación relacionada con el virus.

Antes de la resolución de esta convocatoria, durante los primeros días de la pandemia, la Fundación destinó 30.000 euros adicionales a seis proyectos sociales llevados a cabo por otras entidades sin ánimo de lucro para inyectar liquidez con urgencia a los colectivos especialmente vulnerables. Con ellos, se pudo ayudar a cubrir las necesidades básicas de salud e higiene o el suministro de material de protección de usuarios de Cáritas Madrid, Unicef, Save the Children, Banco de Alimentos de Madrid, Fundación Grandes Amigos y Fundación Soñar Despierto.

En total, el paquete de actuaciones puesto en marcha por la entidad durante la pandemia alcanza el millón de euros. Desde el Albergue de San Juan de Dios (Madrid) a la asociación Aspaym (Castilla y León), pasando por la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante (Alicante) o la Asociación Médicos Mundi Sur (Albacete), entre muchas otras, miles de personas han podido beneficiarse de este tipo de ayudas que han puesto de relieve que, juntos, es más fácil superar las situaciones más adversas.