Sociedad

Trabajar en pareja, ¿matar el amor?

Un 30% de los españoles ha pasado por esta situación. Hay quien afirma que trabajar juntos fortalece la relación, mientras que para otros, en cambio, esto supone la muerte del amor. Pero ¿quién tiene razón?

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
19
Ene
2023
pareja

¿Quién no se ha enamorado de un compañero o compañera de trabajo en algún momento de su vida? De hecho, ¿es posible mantener una relación sana con una pareja que también es tu compañero laboral? Según una encuesta realizada por InfoJobs, más del 30% de los trabajadores españoles afirman haber tenido una relación sentimental con una persona de su entorno de trabajo. De estos, el 45% seguía en esta misma relación en el momento de la encuesta. A su vez, de estas relaciones, un 44% de las parejas eran compañeros del mismo departamento y un 36% de diferentes (mientras que solo un 9% había tenido una relación con un superior). 

La balanza entre el amor y la profesión es, cuanto menos, complicada. Paradójicamente, la propia encuesta también reveló que el 28% de las personas piensan que tener una relación sentimental con un compañero de trabajo podía complicar su desarrollo personal dentro de la empresa. Es más: el 50% afirmó que esto puede hacer difícil la desconexión de los asuntos de trabajo fuera de la jornada laboral. Algunas de las principales desventajas señaladas son, por ejemplo, la mezcla de roles –cuando se habla de trabajo en una cita íntima o se discute sobre aspectos personales en horario laboral– o el impacto que esto tiene en el rendimiento laboral y la relación con los demás compañeros. Razón que, quizás, haya llevado a un 28% de las parejas encuestadas a mantener la relación en secreto, como mínimo durante un tiempo. 

El auge del teletrabajo permitió a muchas parejas que trabajan juntas no salir a la luz en la oficina, puesto que la barrera entre vida privada y profesional es más sencilla de mantener desde la distancia. Con la vuelta al trabajo, sin embargo, los romances han tenido que desvelarse, exponiéndose a los chismorreos de oficina y al temor despertado por la opinión de los compañeros. Y el equilibrio es difícil: a largo plazo, el secretismo no es realista; ocultarlo puede acabar pasando factura en el estado de ánimo de la pareja. 

Del total de parejas entrevistadas, el 70% seguían en sus puestos de trabajo, lo que lleva a pensar que sí se puede conciliar la situación

Estas consecuencias negativas son las que ocurren en una situación relativamente normal, pero ¿qué pasa cuando la relación se forja en un abuso de poder o por parte de una persona reconocida? Uno de los casos más conocidos fue el del consejero delegado de McDonald’s, Steve Easterbrook, despedido por mantener una relación sentimental con una empleada. No sería el único con ese final: también es el caso de Brian Krzanich (antiguo CEO de Intel) o Harry Stonecipher (antiguo presidente de Boeing). El riesgo de abusos de poder en estas situaciones es grande, y ante este peligro, algunas empresas como HP han prohibido a sus altos directivos intimar con empleados o personal contratado de firmas externas. La legislación española, por el momento, no tiene ninguna normativa ni ley laboral que prohiba explícitamente las relaciones de trabajo entre compañeros. 

A pesar de los contratiempos, lo cierto es que del total de parejas entrevistadas, el 70% seguían en sus puestos de trabajo, lo que lleva a pensar que sí hay una forma de conciliar amor y profesión en algunas situaciones. Entre los argumentos favorables para la conciliación encontramos, por ejemplo, la alineación de los objetivos vitales, el aumento de la motivación, la posibilidad de conocer mucho mejor a tu pareja o de pasar más tiempo juntos. En el caso de emprender, estas consecuencias, las buenas y las malas, se multiplican al compartir un mismo proyecto profesional. Los principales mecanismos que resaltan algunas de las personas que lo compaginan exitosamente son un gran nivel de comunicación, el hecho de saber separar bien los espacios y garantizar momentos donde ambos puedan tener su propio espacio. Consejos que, aunque aparentemente sencillos, pueden suponer todo un reto, especialmente a largo plazo. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.