Economía

¿Por qué el salario mínimo en España es más alto que en Estados Unidos?

A pesar de carecer de sanidad universal y otras ventajas impositivas, los salarios pueden ser más bajos en Alabama que en Teruel: ser la primera potencia mundial no tiene por qué reflejarse en la cuenta corriente.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
11
Jul
2022
salario mínimo

Artículo

Mientras las discusiones sobre la economía española se enfangan en disputas ideológicas, los hechos continúan inamovibles. Y pueden ser sorprendentes. Según un informe del Adecco Group Institute, en 2021 el salario mínimo se situó en España en 1.126 euros, una comparación que, por ejemplo, se sitúa en un nivel superior al de Estados Unidos, y ello pese a que el PIB per cápita del país norteamericano duplica al español.

Hay varias razones por las que el sueldo mínimo de la primera potencia mundial es aparentemente menor que el español. En primer lugar, el sueldo mínimo interprofesional en España es hoy –contando la base mínima de cotización a la Seguridad Social– de 1.167 euros en todo el país; el sueldo mínimo en Estados Unidos, en cambio, varía dependiendo del Estado. En Alabama, por ejemplo, el sueldo mínimo es de 7,25 dólares por hora (es decir, 1.117 euros al mes); en Nueva York, en cambio, es de 13,20 dólares la hora (es decir, 2034 euros al mes). Por supuesto, el sueldo también ha de ser comparado con el poder adquisitivo: tanto para alquilar como para comprar, una casa es mucho más barata en Alabama que en Madrid o Barcelona (y lo mismo ocurre con muchos otros bienes de consumo).

En nuestro entorno, los salarios mínimos de países como Francia (1.603 euros), Alemania (1.621 euros) o Reino Unido (1.708 euros) también son superiores a algunos de los estados de la primera potencia mundial (además de ser superiores también al nuestro); es una paradoja evidente: el país más rico del mundo cuenta con un salario mínimo menor que el de muchos otros países europeos. No es el único dato que parece no encajar en un país de tamaño poder. Estados Unidos también cuenta con otros datos propios de países dictatoriales y tercermundistas: un número mucho más grande que la mayoría de países en asesinatos y ejecuciones legales, una ausencia de sanidad pública –lo que, a su vez, otorga unos mayores salarios a modo de compensación– o unos niveles de contaminación mucho más elevados que los europeos. Estados Unidos es un país que, en parte, representa una anomalía en Occidente: el hecho de que cuente con tales excepciones y rarezas se debe, entre otras causas, al hecho de que es la primera potencia mundial, tanto militar como económica, por lo que no se ve sometida a las regulaciones internacionales gracias a la autonomía que le otorga su enorme poder.

El país más rico del mundo cuenta con un salario mínimo menor que el de muchos otros países europeos

No se puede obviar que Estados Unidos es el país liberal por antonomasia, lo que no lo hace especialmente amigable a la idea de fijar un único sueldo mínimo interprofesional: el libre mercado, según los postulados más extremos, es el que ha de regular los sueldos por sí mismo. Un librecambismo que, por otra parte, opera mejor que en otras naciones, donde no hay tanta facilidad para emprender, mucha menos competencia y una mayor relación entre grandes empresas para regular ilícitamente los precios. El salario mínimo, por tanto, no sería representativo del sueldo general: el salario medio estadounidense es hoy de 51.517 euros al año, mientras que en España es de 24.009 euros (o, lo que es lo mismo, menos de la mitad). Dadas las circunstancias concretas de la economía nacional, por tanto, la libre competencia eleva los sueldos, cosa que no ocurre del mismo modo en España y otros países europeos. En Estados Unidos la mitad de la población gana menos de 89.377 euros, mientras la otra mitad gana más de de esa misma cifra, unos números muy alejados de lo que la mitad de la ciudadanía puede ganar al año. En última instancia, por tanto, el sueldo mínimo interprofesional representa una cifra referencial de menor importancia que en España.

Aún así, es un hecho corroborado por economistas de todo signo político que el sueldo mínimo estadounidense es muy bajo en relación con su propia riqueza y el de otros países (y, además, parece congelado: no ha sido incrementado desde 2009, hace ya 13 años). Hay también quien estima que el sueldo mínimo en Estados Unidos es bajo para favorecer los intereses de unas élites económicas y empresariales que cuentan con gran influencia a la hora de moldear la política económica del gobierno. Mantener los sueldos bajos sería, así, un modo de sacar mayores beneficios del trabajo de los empleados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo que la crisis cambió

Adam Tooze

La crisis financiera de 2008 no ha dejado de enturbiar la colaboración política de Washington y Bruselas.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.