Medio Ambiente

Cómo comunicar sobre sostenibilidad corporativa

La creación de una falsa imagen de responsabilidad ecológica (conocida como ‘greenwashing’) ha creado una desconfianza generalizada hacia las empresas que hablan sobre el medio ambiente.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
10
Jun
2022
negocios

Artículo

La lucha contra el cambio climático tiene un sinfín de actores, pero las empresas se presentan como los más relevantes: la sociedad y las administraciones exigen a las compañías liderar la transición a través de sus acciones, algo que deben hacer de forma inmediata si se quiere evitar el desastre. Las Naciones Unidas y el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) han dado un ultimátum claro: el año 2024 es el límite para impedir que el daño hecho por las emisiones al planeta sea irreversible. 

Dentro de las estrategias empresariales definidas por los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza), la comunicación debe tener un papel fundamental, ya que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de todas las iniciativas. Medir el cómo, el cuándo y el qué se comunica permite amplificar el mensaje para llegar a más ámbitos. Ello siempre y cuando se sigan tres premisas básicas: huir del greenwashing, comunicar internamente de forma correcta y apoyar la publicación de los avances con datos. 

Evitar el ‘greenwashing’ demostrando el impacto real en sostenibilidad

La práctica del greenwashing por parte de organizaciones de todos los sectores en los últimos años ha convertido la comunicación sobre sostenibilidad en un gran reto. La creación de una falsa imagen de responsabilidad ecológica –que el paso del tiempo ha desenmascarado– ha creado una desconfianza generalizada de la sociedad hacia las empresas que hablan de sostenibilidad. 

Con el objetivo de huir del greenwashing y demostrar su compromiso real con el planeta y las sociedades, las empresas han tenido que multiplicar sus esfuerzos en cuanto a responsabilidad social corporativa (RSC). Para demostrar sus acciones e impacto real es necesario aportar pruebas fundamentadas, con datos y acciones visibles y comprobables. Esto ha llevado a la evolución de la RSC hacia las políticas ESG, que buscan tener un impacto real en todos los aspectos del entorno de las empresas. La comunicación interna y externa son claves para una adopción exitosa y para conseguir un impacto más allá de la misma compañía, ya que permiten implicar a los distintos públicos y stakeholders de la organización. 

Comunicar sobre la sostenibilidad real, clave para asegurar el futuro

Que todas las personas que forman parte de una empresa conozcan y comprendan las medidas y políticas en sostenibilidad es esencial para asegurar su implementación de forma correcta. El departamento de comunicación debe trabajar junto con el de recursos humanos para dar a conocer y explicar las iniciativas y normas que se adoptan en cada nivel, así como para formar a los equipos, monitorizar los avances y corregir los errores que puedan surgir. Solamente de esta forma se puede asegurar que las políticas establecidas tengan un impacto real mediante las acciones empresariales. 

Las empresas deben pasar a la acción apoyándose en la comunicación para asegurarse, así, que su impacto es real

Al mismo tiempo, una comunicación correcta de las iniciativas medioambientales y sociales permitirá convertir a los miembros de la empresa en prescriptores y embajadores de la sostenibilidad, lo que facilitará la comunicación con socios y proveedores en relación a su implicación en esta responsabilidad corporativa, ayudándoles a mejorar y amplificando el impacto. 

Una vez las políticas ESG han sido adaptadas, las compañías deben monitorizar y evaluar sus resultados para mejorarlos de forma constante, aspirando a la excelencia con tal de asegurar el futuro del planeta. La medición de las acciones permite también comunicar acerca de ellas de forma fundamentada, evitando posibles acusaciones de greenwashing.

De esta forma es posible aproximarse a clientes que valoran la sostenibilidad en sus compras, asegurando que se está ayudando a crear un mundo más ecológico y una sociedad más justa. También se sitúa a la compañía como referencia para otras empresas del sector o competidores, que ven cómo la sostenibilidad es una ventaja estratégica real. 

El camino de la sostenibilidad puede parecer difícil, pero el futuro de todo el planeta está en juego y las empresas deben pasar a la acción, apoyándose en la comunicación para asegurar que su impacto es real. Una estrategia medioambiental, social y de buen gobierno fundamentada debe basarse en la comunicación interna y externa para alcanzar el éxito, huir del greenwashing y construir un porvenir mejor. 


Pau Marcos es Senior Account Manager de la agencia de comunicación LF Channel.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.