Medio Ambiente

OFRECIDO POR
Banner

La necesaria transformación

Con un sistema resquebrajado por la pandemia se abre una oportunidad sin precedentes para reordenar las piezas, pudiendo construir con ellas una nueva economía que prime el bienestar del consumidor a la vez que respeta los límites naturales de la Tierra.

Ilustración

Beatriz Alvero
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
planeta

Ilustración

Beatriz Alvero

Jawaharial Nehru, ex primer ministro de la India, llegó a decir que «las crisis, cuando ocurren, tienen al menos la ventaja de que nos obligan a pensar». Esta cita encaja con nuestra situación actual: tras la pandemia que ha afectado a todo el planeta parece el momento de preguntarnos en la nueva normalidad si queremos vivir como antes o hay cosas que deseamos cambiar. ¿Sabemos aprovechar esta crisis para salir más reforzados? Es un buen momento para planteárnoslo.

El pico de la pandemia ha pasado, pero ahora nos toca lidiar con otro escenario, así como con las consecuencias de una crisis que se ha infiltrado en todas las capas tanto del contexto económico, como del social y ambiental. Estamos ante una realidad en la que todo está siendo cuestionado, nuestra forma de relacionarnos e interactuar, nuestros modelos económicos y de negocio, nuestra forma de tratar el planeta y nuestra aproximación a la salud y el bienestar. En resumen, se están cuestionando nuestras prioridades y el orden en el que las hemos situado.

Coca-Cola quiere crecer, pero no a costa del planeta, sino con él

Y es que precisamente ahora, en el nuevo contexto, el reto para las compañías, instituciones y gobiernos va a estar en saber detectar estas prioridades, ubicarlas y reorganizarlas. Un estudio de la consultora estratégica McKinsey que analiza el nuevo contexto poscovid identifica el auge del e-commerce, la llegada de una ola de innovación de la mano de nuevos emprendedores, cambios en las cadena de suministro, la apuesta por cuidar del medioambiente o la revisión de nuestros sistemas sanitarios como principales tendencias y preocupaciones tras la pandemia.

En este nuevo escenario se vuelve necesario que las compañías hagamos un intenso proceso de transformación para ser capaces de dar respuestas apropiadas a las nuevas prioridades de la sociedad. Y debemos hacerlo, además, teniendo clara nuestra responsabilidad, dejándonos guiar por nuestros valores y propósito, poniendo al consumidor en el centro de nuestras decisiones.

En Coca-Cola somos conscientes de esto, y por eso hemos iniciado el mayor proceso de transformación de nuestra historia con el objetivo de configurar una organización más dinámica y más conectada. Una organización que apuesta por lo que funciona, por sus marcas líderes, por sus nuevos hábitos de consumo, pero que a la vez repiensa sus productos para garantizar el bienestar y la salud de sus consumidores, reduciendo el azúcar en sus bebidas. Una organización que quiere crecer, pero no a costa del planeta, sino con él; por eso trabajamos para construir un negocio sostenible y descarbonizado. Sabemos que el futuro es digital y de los jóvenes, y por ello apostamos por orientar nuestras campañas por esa vía, impulsando proyectos sociales que potencien nuestras habilidades para el futuro.

Apostamos por hacer más e ir más lejos, marcándonos objetivos y compromisos ambiciosos que estén en línea con las prioridades sociales actuales. Nos ponemos como meta ser neutros en carbono para 2040, sabiendo que nuestro planeta necesita el respiro; avanzamos en ecoinnovación, retándonos para que el 100% de nuestros plásticos sean reciclados o renovables en 2030; nos comprometemos a devolver a la naturaleza el 100% del agua que contienen nuestras bebidas a través de proyectos locales que contribuyen a preservar los ecosistemas. Nos comprometemos, en definitiva, con la salud de nuestros consumidores, sabiendo que queremos contribuir a su bienestar, promoviendo la reducción de azúcar de nuestras bebidas y las marcas zero o sin calorías. Y aunque el 63% del volumen de ventas en España proviene ya de bebidas bajas en –o sin– calorías queremos seguir avanzando e ir más lejos en los próximos años. Sabemos que a través de nuestros compromisos nos trasformamos en una compañía mejor, una compañía que, como decía Nehru, reflexiona tras una crisis, identifica las oportunidades de crecimiento y se decide a hacerlo de la forma correcta.


Juan Ignacio de Elizalde es director general de Coca‑Cola Iberia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La pandemia de la soledad

Ruth Drake

La covid-19, especialmente agresiva con los mayores, ha encerrado a muchos de ellos en la soledad de sus casas.

OFRECIDO POR
Cabecera

El camino hacia la igualdad

Ethic

Las diferencias de género siguen erosionando los pilares más básicos de nuestras sociedades.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.