Energía

POWERED BY

Hidrógeno verde: el necesario camino hacia la movilidad sostenible

En pleno desarrollo de fuentes de energía renovables que permitan la descarbonización de la economía, el hidrógeno verde, gracias a su potencial energético y capacidad de almacenamiento y transporte, se alza como una de las alternativas más atractivas para impulsar los vehículos sostenibles del presente y del futuro.

Ilustración

Beatriz Alvero
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
Hidrógeno verde

Ilustración

Beatriz Alvero

De no ser por los combustibles fósiles, difícilmente la humanidad habría alcanzado el nivel de desarrollo del que gozamos en pleno siglo XXI. Sin embargo, tras varios siglos generando electricidad, conectando a poblaciones lejanas o produciendo artilugios para facilitar la vida cotidiana, parece que el contador climático –acelerado por los gases contaminantes emitidos por estos combustibles– está muy cerca del de llegar a cero. Es decir, de no actuar ya para construir modelos energéticos alternativos, los ecosistemas del globo terminarán colapsando. La comunidad científica global, cristalizada en los informes del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), no puede ser más clara: debemos descarbonizar nuestra economía para 2050 para frenar un cambio climático que cada vez se hace notar con más fuerza. En este camino a contrarreloj, la transformación el sector del transporte, que en España representa el 25% de las emisiones totales, juega un papel fundamental. Pero ¿cómo transformar en menos de 30 años una infraestructura tan permeable y extendida como la del transporte? El hidrógeno, quizás todavía algo desconocido en este sector, podría convertirse en la pieza clave que abra las puertas a una movilidad futura (y presente) más sostenible.

El hidrógeno es un vector energético que ofrece una mayor autonomía que la electricidad y unos tiempos de recarga más rápidos

Hablar de descarbonización del transporte implica necesariamente hablar de energía. Como aseguró Antonio Guterres, secretario General de la ONU, en el marco de la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Transporte Sostenible, para lograr la transformación deseada «en los próximos nueve años debe producirse un cambio global hacia las energías renovables». Así, el cambio de paradigma en movilidad y energía –dos sectores estrechamente relacionados– será uno de los más relevantes para alcanzar el éxito en la transición ecológica.

En este camino, junto a la creciente electrificación del transporte –especialmente, el urbano–, emerge una ‘nueva’ fuente de energía que podría solucionar algunos de los problemas que enfrenta la transformación del sector: el hidrógeno verde. Muestra del potencial de este elemento es la fuerte apuesta de la Unión Europea que, según refleja la Estrategia Europea del Hidrógeno, busca producir hasta 10 millones de toneladas anuales para 2030. Un ambicioso objetivo en el que España, guiada por su Hoja de Ruta del Hidrógeno, tendrá un papel destacado con la aportación de 4 GW de potencia generados por hidrógeno verde para 2030. Un viraje hacia esta fuente renovable que muchas empresas energéticas secundan con nuevos proyectos.

Inversión y accesibilidad, los primeros pasos del hidrógeno verde

Pero, ¿por qué es tan prometedor el hidrógeno verde frente a otras fuentes de energía? Uno de los principales motivos es que puede emplearse como alimentación directa en vehículos que dispongan de pilas de almacenamiento y combinarse con combustibles sintéticos de cero emisiones. Según los expertos, el hidrógeno ofrece mayor autonomía que la electricidad y una recarga más rápida, por lo que podría ser la energía idónea para trayectos largos. Además, no hay que olvidar que cuando hablamos de movilidad no nos referimos únicamente a las personas, sino también al transporte de mercancías, y el hidrógeno verde podría descarbonizar el 80% del transporte marítimo internacional actual, según el informe A Pathway to Decarbonise the Shipping Sector by 2050 publicado por la Agencia Internacional de Energía Renovable  (IRENA, por sus siglas en inglés).

Aunque su uso está muy poco extendido, también se plantea como una eficiente solución de movilidad sostenible, especialmente para el transporte pesado y de mercancías durante los próximos años. Desde ANFAC, asociación representante del sector de la automoción en España, explican que todavía existe una barrera de acceso a los vehículos de hidrógeno debido a su elevado coste: «entre 1.3 y 4 veces por encima de los vehículos equivalentes de combustibles tradicionales». Y al no haber una flota de vehículos suficiente en el mercado, tampoco es rentable invertir en estaciones de repostaje. Por otro lado, el 99% del hidrógeno producido actualmente en España es hidrógeno gris (proveniente de combustibles fósiles), y no hay prácticamente producción de hidrógeno verde (obtenido de forma renovable).  Estos datos dibujan un reto complejo, pero desde ANFAC, basándose en las 10 medidas para impulsar el hidrogeno como solución de movilidad publicadas recientemente por la asociación, confían podrá superarse actuando sobre los costes de su obtención, logrando imbricar el hidrógeno verde en la movilidad sostenible en España para el período 2025-2030.

ANFAC propone que haya una red mínima de 150 hidrogeneras de acceso público en 2030

Otro problema añadido son las barreras regulatorias que impiden el transporte del hidrógeno. Haría falta avanzar en alternativas innovadoras que permitieran su distribución hasta el consumidor a través de las redes de gas sin que se viera afectada su composición. ANFAC también apunta a la necesidad de una flexibilización de los permisos y procesos para desplegar una red que sea operativa y eficiente. En definitiva, el camino debe comenzar por potenciar el hidrógeno disminuyendo los costes de su producción, del transporte y de los vehículos impulsados por esta fuente renovable. Por ello, la asociación, a través de su Informe para el Despliegue de la red mínima de hidrogeneras y del mercado de vehículos de hidrógeno en España, propone establecer una red mínima de vehículos para 2030 compuesta por 200 autobuses de pila de hidrógeno y 7.500 vehículos ligeros y pesados.

Pero para permear en la sociedad y en la industria, además de económico, el hidrógeno verde debe ser también accesible: en España tan solo hay cuatro hidrogeneras (puntos de repostaje de hidrógeno) de carácter privado. Para hacer frente a este problema, ANFAC propone la instalación de 150 hidrogeneras de acceso público para 2030, una red mínima de localización estratégica que irá creciendo desde los núcleos urbanos hacia los corredores principales. La organización pretende así garantizar el impulso del hidrógeno mediante avances en repostaje y «la penetración de esta tecnología cero emisiones en todo tipo de vehículos» para 2026 de forma progresiva.

En definitiva, la apuesta por el hidrógeno verde debe comenzar por asegurar su infraestructura, mercado y accesibilidad para salvar las barreras detectadas por ANFAC. Sin embargo, pese a las dificultades, hay empresas que ya están desarrollando iniciativas para que el hidrógeno se convierta en la energía del presente. Enagás y DISA, por ejemplo, están embarcadas en un proyecto conjunto para hacer de Canarias la cuna del hidrógeno verde. David Sanfrutos, representante de Enagás, explica que quieren «utilizar el hidrógeno para la movilidad en autobuses y en coches privados y de alquiler», pero también en edificios públicos y en sectores como el portuario o el hotelero. Su objetivo es producir tres mil toneladas de hidrógeno al año hasta 2030 recortando la emisión de 155 mil toneladas de CO2. Una iniciativa pionera en un camino que, según Sanfrutos, necesita «la acción coordinada entre las administraciones públicas y las compañías» para, de esta forma, ralentizar el contador climático y poder pausarlo a tiempo.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

Cambio climático y pandemias

Pedro Sánchez Felguera

Reducir el riesgo de que se dé otra pandemia dependerá de nuestra capacidad de proteger los ecosistemas.

POWERED BY

¿Cuál es el estado de salud de tu cuidad?

Ethic

El 'Índice de Salud de las Ciudades' elaborado por IdenCity y DKV permite conocer con precisión el estado de salud de las capitales de provincia españolas gracias a un estudio holístico que evalúa la salud de la población, el entorno, las condiciones socioeconómicas y laborales, la comunidad y los servicios de salud.

POWERED BY

La buena (y nueva) energía

Manuela Sanoja

El sector energético se halla inmerso en una profunda transformación con la que avanzar hacia una transición sostenible.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.