Ecotrends

Los colores del vino… más verde

El vino es símbolo de unión y celebración, pero también puede ayudarnos a cuidar la tierra que brinda sus uvas. Bodegas.bio nace para crear una comunidad de viticultores y consumidores responsables que quieren hacer del mundo un lugar mejor en cada sorbo.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
17
Dic
2020
bodegas.bio venta daubert
Venta d’Aubert elabora vinos a partir de 18 de las 62 hectáreas de la finca, para cuidar así del ecosistema biodiverso propiciado por los propietarios Antonio Sorolla y Philippe Crélot

Artículo

Hace un lustro que la palabra sostenibilidad entraba en el vocabulario de países y empresas. Fue la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible los que la pusieron sobre el tablero internacional y, poco a poco, fue impregnando el día a día de todos. Pero en un año gris como el 2020, coincidiendo con el cumpleaños de esta ambiciosa agenda climática, nacía un nuevo proyecto con el espíritu de revolucionar el sector vinícola español. Entre vides y olor a tierra, como si de un tradicional mercado –eso sí, trasladado a lo online– se tratase, surgía Bodegas.bio.

Venta d’Aubert, Ad Libitum, Puerta del Vientoy así hasta sesenta productores que cuidan con mimo cada uva se han unido gracias al emprendedor gallego Carlos Vázquez para conectar con aquellos consumidores concienciados que busquen elevar su experiencia con cada copa de vino. La preservación del medio ambiente y el impulso a las economías rurales están en el corazón de este proyecto que busca generar un impacto económico, ambiental y social positivo. 

Ad Libitum es el proyecto personal de Carlos Sacha, un referente de la viticultura ecológica

Bodegas.bio trabaja para mejorar la visibilidad comercial de estos artesanos de la uva especializados en vino natural, ecológico y biodinámico. Comprando a través de este marketplace, los amantes de este codiciado caldo se aseguran de que las bodegas hayan seguido escrupulosos criterios de sostenibilidad en su producción, desde la siembra hasta la propia elaboración. Como cuenta su impulsor, «consumir vino implica también contribuir a preservar un paisaje y unas tradiciones, y apoyar la economía de los pueblos a través de proyectos de pequeños productores, en muchos casos, ubicados en la España vaciada». A través de Bodegas.bio, Vázquez quiere fomentar una forma sostenible de producir y consumir, porque, asegura, «una viticultura respetuosa con el medio ambiente revierte directamente sobre la calidad de los vinos y sus beneficios para la salud».

Carlos Vázquez: «Consumir vino implica contribuir a preservar un paisaje, unas tradiciones y la economía de los pueblos»

Sabor, esencia y neutralidad en carbono

Minimizar la huella medioambiental del vino forma parte de la esencia de esta firma, y por eso sus envíos siempre se han realizado directamente desde las bodegas, fomentando así un transporte más respetuoso con el entorno. Sin embargo, para conseguir compensar su impacto ecológico, este mercado vinícola online quería dar un paso más. Así, decidieron unirse a Reforestum, una startup vallisoletana que ofrece a empresas y particulares la posibilidad de compensar su huella de carbono plantando árboles.

Puerta del Viento, la bodega de Jorge Vega, produce vinos ecológicos con denominación de origen del Bierzo

Saquemos la calculadora: si cada envío realizado desde una bodega sostenible genera, de media, veintidós kilos de CO2 y un árbol de cuarenta años captura, aproximadamente, tres toneladas de este gas, Bodegas.bio debería plantar un árbol por cada diez envíos realizados desde sus bodegas. Y así lo hará: ya se ha puesto en marcha el proyecto para reforestar los bosques de Calahorra de Boedo, en Palencia. Decía Salvador Dalí que aquel que sabe degustar «no bebe demasiado vino, pero disfruta de sus suaves secretos». Y, quizá, estos estén también en devolver algo a la vida –y al planeta– que disfrutamos en cada copa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La fiebre del oro verde

Carmen Gómez-Cotta

El boom del aguacate, rey de Instagram, esconde nefastas consecuencias medioambientales y sociales.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.