Derechos Humanos

La ONU alerta sobre la situación de emergencia en Haití

Haití aún vive una situación de crisis humanitaria dos años después del catastrófico terremoto que causó centenares de miles de muertes y el desplazamiento de 1,5 millones de personas.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
Feb
2012

Artículo

Ethic/Agencias

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA en sus siglas en inglés) ha advertido que Haití aún vive una situación de crisis humanitaria dos años después del catastrófico terremoto que causó centenares de miles de muertes y el desplazamiento de 1,5 millones de personas.

Después de analizar la situación del país, este organismo destaca tres dimensiones de la tragedia: más de 500.000 personas permanecen en campamentos improvisados en las calles, a la epidemia de cólera que causó 7.000 muertes y la inseguridad alimentaria que afecta al 45% de la población de 10 millones de habitantes.

Naciones Unidas cree que se ha producido un deterioro en la calidad del agua que reciben los ocupantes de los campamentos, que coincide con el final de la distribución gratuita de agua allí a través de camiones cisterna.

«Alrededor del 47% de las pruebas de agua realizadas en los campamentos son de mala calidad, en comparación con el 29% detectado a principios de diciembre pasado», señala Naciones Unidas. Según sus datos, sólo el 55% de los refugiados reciben agua tratada con cloro.

El Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU, dispuso de ocho millones de dólares para impulsar las «deficientes» actividades humanitarias en Haití.

La reconstrucción de un país que su día fue devorado por la corrupción está aún muy lejos dos años después de que se produjera el devastador terremoto.

La reconstrucción de un país que en su día fue devorado por la corrupción está aún muy lejos dos años después de que se produjera el devastador terremoto.

Naciones Unidas destaca que el Gobierno haitiano inició el proceso de reubicación de 20.000 de los refugiados que ocupan los jardines de Champ de Mars, en Puerto Príncipe, a través de un soporte de 20 millones de dólares del Gobierno canadiense.

La iniciativa prevé para 2013 la completa rehabilitación del lugar ubicado frente al Palacio Nacional de Haití, y permitirá a muchos refugiados, la mayoría mujeres, retornar a sus lugares de origen con un oficio aprendido en los campamentos, y creará 2.000 puestos de trabajo relacionados con la construcción.

La organización también destacó que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos aportó 30 millones de dólares para la construcción de centros de operaciones de emergencia y nueve almacenes, ocho escuelas y ocho centros comunitarios, seis clínicas médicas y catorce estaciones de bomberos.

Otro de los puntos destacados por OCHA en la reconstrucción de Haití fue el adiestramiento de 50 jóvenes residentes en el campo de refugiados Jean Marie Vicente, que completaron una formación técnica en el mantenimiento y reparación de teléfonos celulares financiado por la Minustah.

«Este programa apunta a reducir la violencia en los campos de desplazados a través de la formación profesional de los jóvenes y apoyo a las actividades generadoras de ingresos», explicó el organismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.