5 proyectos españoles contra la pobreza energética

social-pobreza-energetica

La iniciativa Tackle Fuel Poverty identifica los proyectos sociales más innovadores que contribuyan a paliar la pobreza energética

Cinco proyectos españoles han sido seleccionados como finalistas en la edición de este año

Comparte este artículo

Serán cinco los proyectos españoles que compartirán la final europea del proyecto de innovación social Tackle Fuel Poverty. Esta iniciativa, co-fundada por Ashoka y la Fundación Schneider Electric, busca por segundo año consecutivo identificar en Europa los proyectos sociales más innovadores que contribuyan a paliar la situación de pobreza energética. Se estima que entre 50 y 125 millones personas no pueden afrontar el pago de un mínimo de servicios energéticos para la satisfacción de sus necesidades, ya sea por renta familiar, precio de la energía o eficiencia energética de la vivienda.

El jurado de la iniciativa ha valorado la innovación del proyecto, su impacto social, su escalabilidad a otras áreas geográficas y su sostenibilidad a medio-largo plazo. El proyecto ha contado este año con la colaboración de Enel a nivel europeo y, en España y Portugal, de Endesa. Además de España, en estos días, se está llevando a cabo el mismo proceso en Italia, Alemania, Grecia y Portugal.

Entre los proyectos que representarán a España frente al resto de candidatos, encontramos la plataforma para identificar la pobreza energética presentada por ECODES, la red de puntos de información y asesoramiento de ACA, el innovador micro-grid de Trama TecnoAmbiental, las oficinas técnicas transversales de proximidad propuestas por la Fundación Tomillo, o la valiente aproximación del problema situando la educación social en el centro de Aeioluz. Los ganadores serán anunciados durante la celebración de la COP23, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tendrá lugar en noviembre de 2017 en Bonn, Alemania.

«La pobreza energética es un problema real en España. Durante estas semanas, hemos confirmado que existen muchísimos colectivos que están ya trabajando en el tema, pero también que hay ideas muy potentes, que necesitan financiación y apoyo. El emprendimiento social contribuye al bienestar y a la sostenibilidad social y medioambiental y es nuestra misión contribuir a fomentarlo y ayudarlo a crecer», concluía el jurado tras la elección de los candidatos españoles.

El objetivo final de la iniciativa es poder contribuir a la construcción de una comunidad de emprendedores sociales, que, a partir del apoyo personalizado, una mayor visibilidad y el trabajo conjunto en la escalabilidad de sus proyectos, puedan contribuir a ayudar a comunidades enteras a resolver la pobreza energética y a avanzar hacia su sostenibilidad.

La totalidad de los proyectos van encaminados al logro de estos objetivos. Aeioluz tiene como objetivo democratizar la gestión de la energía integrando y educando a la sociedad, a quien quiere ayudar mejorando su situación social y económica. Por su parte, ACA propone el PICE network, una red de puntos de información que tienen como objetivo empoderar a las personas en el uso de la energía en los hogares, para reducir su vulnerabilidad energética. ECODES, bajo el lema Ni un hogar sin energía, ofrece una herramienta online para proporcionar a los afectados un informe personalizado con propuestas para reducir su factura energética. Trama TecnoAmbiental presenta un proyecto cuyo objetivo es dar acceso a la electricidad en áreas rurales remotas a través de micro-redes solares fotovoltaicas. Por último, la Fundación Tomillo es una entidad sin ánimo de lucro, cuyo proyecto ya ha ayudado a 117 familias desarrollando oficinas técnicas que impulsen acciones que promuevan un cambio en el modelo actual de consumo energético de familias vulnerables.

Empresas y organizaciones que aúnan sus recursos y esfuerzos con la ilusión de apostar por una sociedad en constante mejora y crecimiento, donde la disponibilidad de energía en cada hogar pueda convertirse en el motor del cambio.


Deja un comentario