Conoce a los 4 nuevos emprendedores sociales de Ashoka España

emprendedores

'Savana' conecta
20 millones de historiales médicos para mejorar el diagnóstico y el tratamiento

Los niños que trabajan con PictoEscritura producen textos dos veces más largos y tres veces más complicados

Comparte este artículo

En la atención sanitaria, el acceso instantáneo a información médica precisa y actualizada asegura un mejor diagnóstico y tratamiento, un objetivo posible ya que en España más del 80% de las historias clínicas están digitalizadas y, por tanto, constituyen una importante fuente de big data. Desafortunadamente, el personal sanitario no siempre tiene el tiempo o los recursos necesarios para acceder a este conociemiento, de forma sencilla e inmediata, y las herramientas actuales tienen dificultades para interpretar el lenguaje de los historiales clínicos. Hasta que los emprendedores sociales irrumpen en escena.

«La desigualdad en la atención sanitaria no siempre es cuestión de acceso a tratamientos o pruebas médicas, sino de falta de información, es decir, los pacientes reciben desigual atención en función de cómo de bien informado esté su médico», afirma Nacho Medrano, neurólogo en el hospital Ramón y Cajal. «En un mundo en el que la información está tan bien conectada esto no tiene sentido. Los médicos anotamos todo en las historias clínicas de los pacientes, en texto natural, pero hasta ahora no se reutilizaban por falta de organización y de herramientas tecnológicas».

Para mejorar esta situación, Medrano creó Savana, una red que conecta todos los expedientes médicos generados en diferentes puntos, usando además una tecnología que permite entender ese texto libre. Este “Google médico”, al que pueden acceder doctores, investigadores y responsables de hospitales, permite atender mejor a los pacientes, cuyo historial está centralizado, además de avanzar en el sector de la innovación, hacer modelos predictivos y gestionar mejor los recursos de un hospital.

La vocación por garantizar esa vida sana y el bienestar global que recoge el punto 3 de los ODS le ha valido a Medrano la inclusión en la red de emprendedores sociales de Ashoka. Y es que su esfuerzo ya tiene grandes resultados. Entre sus logros se encuentra la detección de un brote de tos ferina en el País Vasco, ayudando a varios médicos, sin conexión entre ellos, a diagnosticar casos aparentemente aislados de esta enfermedad y activar un protocolo sanitario para evitar su expansión. Actualmente, seis millones de personas se benefician de este modelo colaborativo gracias a los 20 millones de historiales médicos que recoge la plataforma en España y América Latina.

Medrano se une así a los más de 3.400 innovadores que forman la red mundial de Ashoka, pero no es el único que quiere mejorar los cimientos de la sociedad. Victoria Tortosa, fundadora de La Exclusiva, trabaja para detener la despoblación rural en España proporcionando productos, servicios y atención humana personalizada a los habitantes de pueblos aislados. Este éxodo incrementa la desigualdad de población, pues menos del 20% de los españoles vive fuera de los espacios urbanos, un círculo vicioso entre menor población, carencia de servicios y falta de atractivo como lugar de residencia. «No podemos permitir que nadie se convierta en desplazado por no tener acceso a un litro de leche, ya que tendría que ir a comprarlo a otro pueblo», sostiene Tortosa. Por ello la red de rutas semanales de La Exclusiva entrega productos y servicios de la capital provincial a los pueblos, desde comida fresca hasta electrodomésticos o servicios de fontanería.

Proyectos innovadores como los presentados pueden desempeñar un papel esencial en la economía y las sociedades, pero los sistemas de apoyo a los emprendedores son insuficientes y carecen de estructura y profundidad. Paradójicamente, cerrar esta brecha es el objetivo de la startup Bridge for Billionsuna incubadora digital que democratiza el emprendimiento, facilitando el lanzamiento y la consolidación de los proyectos excluidos del sistema tradicional por su proveniencia, género o situación económica. A través de mentoring y seguimiento continuo, desde 2015 ha ofrecido apoyo a 400 emprendedores en 21 países.

La creatividad es una de las claves para dar solución a los nuevos desafíos de las sociedades, y qué mejor etapa para fomentarla que en la edad escolar. A través de la PictoEscritura, un método que une el dibujo y la redacción, la organización Vox Prima multiplica la creatividad y la capacidad escrita de los niños, quienes trabajan en equipo y aumentan su autoestima al ver que sus ideas tienen un resultado positivo. Rompiendo con el sistema tradicional que basa la inteligencia en el coeficiente intelectual, un estudio de la Universidad de Barcelona ha comprobado que los niños que trabajaron con PictoEscritura produjeron textos dos veces más largos y tres veces más complicados, además de multiplicar por seis la comprensión lectora.

Cada vez son más los centros educativos que implantan métodos alternativos. Son las conocidas como Escuelas Changemaker, colegios públicos, concertados o privados con resultados académicos excelentes gracias a que sus alumnos se forman para mejorar el mundo. Escuelas como el Colegio Verdemar (Santander, Cantabria) y el IES Miguel Catalán (Coslada, Madrid), nuevos integrantes de la red de Escuelas Changemaker de Ashoka. El primero apuesta por educar a través de cooperativas: los estudiantes dirigen y trabajan en proyectos en los que aplican al mundo real lo que han aprendido en clase; los alumnos del Miguel Catalán, por su parte, salen de las aulas para ayudar a sus vecinos donando sangre, organizando jornadas de solidaridad, trabajando en centros de protección animal… y así, como todos los emprendedores sociales, se convierten en protagonistas de la transformación de su entorno.


COMENTARIOS

  1. muy buen articulo, mis apoyos.


Deja un comentario