i+D al servicio de la salud

investigación

Zuzana Spacirova ha sido premiada por su estudio de las estrategias de cribado en enfermedades cardiovasculares

En 2016, Bayer destinó 4.700 millones de euros
a investigación y desarrollo de
la salud

Comparte este artículo

En un escenario de recortes continuos a la investigación tecnológica y sanitaria, apoyar la formación de jóvenes investigadores en economía de la salud es una iniciativa clave para mantener y mejorar el bienestar de los ciudadanos y los servicios sanitarios.

La XXVI edición de la beca de investigación en Economía de la Salud y Servicios Sanitarios, que cada año promueve Bayer en colaboración con la Asociación de Economía de Salud (AES), ha premiado el trabajo de Zuzana Spacirova por su proyecto de evaluación de coste-efectividad de las estrategias de cribado para las enfermedades cardiovasculares.

Esta beca, dotada de 12.000 euros, tiene como objetivo fomentar el desarrollo de proyectos de investigación en áreas relevantes de la salud o los servicios sanitarios. Así lo ha destacado Meritxell Granell, responsable de Market Access en Bayer, que ha hecho entrega del premio, en el marco de las XXXVII Jornadas de Economía de la Salud desarrolladas en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

La iniciativa pretende además estimular la cooperación entre las diversas disciplinas que tienen un papel preponderante en la Economía de la Salud de nuestro país, así como el desarrollo de proyectos prácticos que puedan contribuir a una mejor política sanitaria en beneficio de la sociedad.

En la cita se ha presentado también la comunicación del trabajo premiado en la anterior edición, de Helena Hernández-Pizarro, que arrojó nuevas evidencias científicas sobre las ayudas a la dependencia, que contribuyen a frenar la mortalidad de los usuarios.

Estos premios son uno de los caminos mediante los cuales la multinacional, con competencias en el ámbito de ciencias de la vida relacionadas con la salud y la agricultura, se adhiere a los principios de la sostenibilidad y ética: en el ejercicio 2016, el grupo, con alrededor de 115.200 empleados, obtuvo una facturación de 46.800 millones de euros, realizó inversiones por valor de 2.600 millones de euros y destinó 4.700 millones de euros a investigación y desarrollo.


Los comentarios están cerrados.