¿Hablarán Trump y Rajoy del cambio climático?

Rajoy

Mariano Rajoy será recibido en la Casa Blanca con los honores de «mandatario preferente»

Venezuela, Corea del Norte y la OTAN serán los principales temas que abordarán los presidentes

Comparte este artículo

España es la decimocuarta economía del mundo. Al mismo tiempo, sus emisiones per cápita de CO2 estuvieron hace dos años entre las más elevadas de los 100 países más desarrollados: 5,7 toneladas anuales por habitante, en total, 262.683 kilotoneladas. Nuestro país, además, sigue concediendo una especial protección a la industria minera del carbón, y los datos de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) muestran que seguimos a la cola, entre las economías avanzadas, en la implantación de las energías renovables. El sector apenas  evolucionó en 2016, y solo pasó de los 47.890 megawatios de 2015 a un sutil aumento, hasta los 47.954.

Uno podría pensar que el encuentro de mañana entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la Casa Blanca debería incluir en su agenda el cambio climático, debido al indudable impacto que ambos países tienen en el calentamiento global. Pero, a la vista de las declaraciones previas estos días, no parece que vaya a estar en el orden del día, o al menos no como tema capital. Tampoco es de extrañar: Trump acaba de salirse del Acuerdo de París y tilda, sin despeinarse, el calentamiento global de un invento del Gobierno chino para perjudicar a su economía. El Partido Popular, por su parte, se ha movido hasta hace poco entre la ambigüedad y el negacionismo. A día de hoy, como el 90% de los países, el Gobierno de Rajoy acepta su existencia por influencia de la actividad humana e incluso está impulsando una Ley de Cambio Climático.

Algunos medios se han hecho eco estos días de algunas declaraciones de Moncloa, en las que adelantan los temas sobre los que versará la jornada. Aunque el secretario de Defensa, James Mattis, ha trasladado a su homóloga española, María Dolores de Cospedal, su apoyo en el asunto catalán, ya han adelantado que no será parte del orden del día. Sí lo serán el conflicto con Corea del Norte (la semana pasad, España echó a su embajador en Madrid por las últimas pueblas nucleares del país asiático) y Venezuela: en este caso, Rajoy quiere mostrar su disposición a liderar drásticas restricciones al Gobierno de Maduro. También tratarán el peso específico de España en la OTAN, el porcentaje de su inversión en Defensa y asuntos respecto a la relación comercial bilateral entre ambos países.

Desde la Casa Blanca han anunciado que Rajoy recibirá trato de «mandatario preferente»: en 2014, Barack Obama recibió al presidente español en el Despacho Oval, pero en esta ocasión, le seguirá una firma en el libro de honor, y almuerzo y rueda de prensa en el jardín de rosas. Si bien en aquella ocasión Rajoy y su delegación pernoctaron en un hotel de Washington, Trump les ha invitado a quedarse esta vez en la Blair House, residencia ubicada justo enfrente de la Casa Blanca. De los 10 mandatarios europeos con los que el magnate se ha reunido desde su toma de posesión del cargo, menos de la mitad han tenido estos honores.


COMENTARIOS

  1. Jajajajaja


  2. No creo. Me parece que el tema central de la agenda es Catalunya.


  3. Rajoy le explicará la opinión de si primo el meteorólogo, que no sabía que tiempo haría la semana próxima…


  4. Si!… Tump:Hola! Qué tal? Lloverá?….
    Rajoy: puede que si o puede que no!……



  5. Pues anda, que como le hagan al presi como a los pilotos de avión (Solo inglés)… pa tres cojones ha hecho el viaje.