Las empresas callan (de momento) frente al rumbo de Cataluña

referendum-cataluna

Los presidentes del Ibex 35 guardan silencio sobre el impacto que tendría en sus cuentas la independencia de Cataluña

En un comunicado, JP Morgan opinó que Madrid debería hacer más concesiones a la comunidad autónoma

Comparte este artículo

JP Morgan, el mayor banco de Estados Unidos, parece especialmente preocupado estos días por la situación del referéndum en Cataluña, región que supone una quinta parte de la economía española. Sus analistas emitieron recientemente un comunicado a sus clientes, publicado en Bloomberg, en el que les recomiendan vender deuda española y tapar el hueco con bonos de Alemania y Portugal. El motivo es claro: el empeño independentista en Cataluña va a traer en breve un gran clima de incertidumbre en España, que se traducirá en pérdidas a corto plazo.

El Ibex 35, expectante

En la misiva enviada, JP Morgan también advierte de que la reacción de los mercados ante el referéndum del 1 de octubre está siendo desconcertantemente tibia: «Hay cierta complacencia por parte de los inversores ante la crisis constitucional que sufre España, y deberían estar ya tomando posiciones bajistas». Desde la financiera alertan también de un contagio hacia la deuda corporativa con repuntes acusados, e incluso pone ejemplos como Gas Natural, Repsol o Iberdrola.

Desde JP Morgan añaden que el conflicto que supone el referéndum puede conllevar huelgas y desobediencia civil, escenarios que afectarían directamente a empresas con intereses en Cataluña. La cotización de CaixaBank y Banco Sabadell, de hecho, ya se vio resentida en el día de ayer, con caídas de casi el 4%. El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, argumentaba hace dos semanas en el Foro Liderazgo Empresarial de Bilbao: «Como todavía no sabemos qué va a pasar, cuesta ver que haya todavía toma de decisiones». El BBVA, con una gran parte de su negocio en la comunidad autónoma, redujo el valor de sus acciones en casi un 2%.

Los presidentes del Ibex 35, por su parte, guardan silencio sobre el impacto que tendría en sus cuentas la independencia de Cataluña de España, y de momento evitan hacer declaraciones que dejen clara su posición en un asunto muy polarizado. Pero tal y como recogía hace unos días El Confidencial, esto no significa que no les preocupe el conflicto separatista, o los efectos del posible referéndum en la economía. Según han confirmado distintas fuentes a ese diario, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, organizó días atrás una cena en la que se trató el desafío soberanista con sus homólogos de Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Inditex y Mercadona. Según El Confidencial, la conclusión de aquella reunión es que el referéndum difícilmente llegará a celebrarse, y que es mucho más probable la celebración de elecciones autonómicas anticipadas.

JP Morgan también opina sobre política

El banco estadounidense ya venía rumiando su preocupación por el hecho secesionista. Hasta el punto de que, hace dos días, se permitió hacer recomendaciones que trascendieron el ámbito puramente financiero, y entraban en el meollo político. En comunicado hecho público, opinó que Madrid debería hacer más concesiones a la comunidad autónoma, para acercarla al estatus de Estado semi independiente. La financiera alertó de que el escenario actual «está provocando mucha incertidumbre, ante un referéndum sobre el que sobrevuelan muchas dudas por meras razones logísticas».

El comunicado, firmado por el propio director ejecutivo de JP Morgan, Marco Protopapa, valora positivamente la iniciativa de Moncloa de iniciar una renegociación del sistema de financiación autonómica a cambio de que la Generalitat desconvoque el referéndum. Asimismo, reclama en Cataluña la celebración de elecciones anticipadas, que serían «una tregua para ganar tiempo en la negociación y poder volver a un clima de normalidad».


COMENTARIOS

  1. El que estén calladas no quiere decir que no actuen. Muchas ya han preparado su back-up y otras han salido ya de Cataluña. Y lo vemos isn que la prensa lo diga. Y otras PYMES con plantas en Cataluña, ya están organizando su salida definitiva de allí.


  2. Callan???? Jajaja hace rato tienen bien analizado el plan B. Nunca aceptarán quedarse por fuera de la UE, hace rato ya han diseñado sus planes de contingencia ante cualquier escenario. El dinero no pierde, en la ecuación de rentabilidad no se incluye una variable como identidad nacionalista o apego cultural… solo elasticidad a la demanda y precio.


  3. Hasta ayer no ubicaban España.


  4. Los analistas predicen muy malamente…solo valen para darle vueltas a los hechos consumados.