Vistiendo a espíritus libres (y sostenibles)

Ternua proyecto Redcycle

En 2015, Ternua pone en marcha el proyecto Redcycle para convertir las redes de pesca abandonas en
ropa sostenible

Además, elabora sus prendas con 
pluma reciclada NEOKDUN, material natural 
y 100% biodegradable

Comparte este artículo

640.000 toneladas es el número de redes de pesca abandonas que hoy descansan en los fondos marinos, según la Agencia Europea del Medio Ambiente. Con el objetivo de limpiar las aguas de mares y océanos de este tipo de desecho, en 2015 se pone en marcha el proyecto Redcycle, en el que Ternua, junto con el apoyo de instituciones, cofradías y pescadores vascos ha recogido un total de 12 toneladas de redes en desuso en el período de 2016, que posteriormente han sido convertidas en prendas sostenibles y comprometidas con un futuro mejor para el planeta.

El espíritu aventurero, de superación y respetuoso de los balleneros vascos inspiró la creación de esta marca española en 1994. Desde entonces, la innovación y la sostenibilidad han sido sus ejes centrales. Ternua elabora sus prendas con pluma reciclada NEOKDUN, un material natural y 100% biodegradable que proviene de otras prendas y productos como almohadas o edredones cuyo ciclo de vida ya ha terminado. También se sirve de otros materiales como botellas de plástico PET o posos de café.

Además, dentro de su respeto por la naturaleza, han adquirido compromisos con asociaciones y campañas medioambientales como la WDC, una de las entidades más activas en la labor por la conservación de los cetáceos que organiza programas de adopción simbólica de ballenas. Así, la marca ha apadrinado desde 1994 a cuatro ballenas: Bat, Half Moon, Navaho y Buckshot.

www.ternua.com


Los comentarios están cerrados.