Alguien te ha lanzado un reto

ods salud ashoka

En Guatemala,
por cada 100.000 nacimientos
mueren 210 mujeres y 2.000 bebés

Países como Mozambique no tienen especialistas para tratar los casos de malaria

Comparte este artículo

¿Qué es 1,333187e-9? Un número muy complicado. Pero es otra cosa más. Eres tú. Eres tú dentro del mundo. El porcentaje que representas. Tal vez no lo sepas todavía, pero alguien que conoces perfectamente te ha lanzado un reto. La Asamblea de Naciones Unidas retó al mundo el pasado septiembre 2015. Gobiernos, empresas y cualquiera de los 7.500 millones de personas que coexistimos en este planeta estamos en la lista de señalados.

El reto no es ni mucho menos sencillo: erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad mundial. Pero todos hemos oído previamente estos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Y hace tanto tiempo que los tenemos presentes que a veces aparece una ligera desesperanza, las ganas de tirar la toalla. Pero también sabemos que para encontrar resultados diferentes debemos actuar de forma diferente a como hemos venido haciéndolo hasta ahora.

Por ello, Naciones Unidas añadió estos ODS en una nueva agenda de desarrollo sostenible con metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años. Así que todavía estamos a tiempo para cumplirlas.

La Fundación Ashoka ha aceptado este reto, ya que desde 1990 conecta comunidades de emprendedores sociales, escuelas, empresas y medios de comunicación para potenciar el poder transformador de la sociedad. Los emprendedores sociales de su red invierten su tiempo, energía y recursos en ser agentes de cambio en estos retos globales para poder contestar alto y claro a la ONU: táchame de la lista, lo conseguí.

La ONU lanzó 17 ODS. Uno de ellos es garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos a cualquier edad. Esto implica, entre otros objetivos, reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos en 2030.

En su red, Ashoka cuenta con el ingenio y esfuerzo del emprendedor social Andrés Martínez que ideó el proyecto EHAS (Enlace Hispano Americano de Salud). Decidió aprovechar las tecnologías de la telecomunicación para llevar sistemas de salud pública a las zonas rurales más remotas de los países en desarrollo. Emplea redes inalámbricas de larga distancia con el fin de crear una comunicación continua entre personal auxiliar y médicos profesionales. Y así, la calidad de la atención a los pacientes mejora sustancialmente al mismo tiempo que los costes se reducen.

Además, en alguna parte del mundo, por cada 100.000 niños y niñas que nacen mueren hasta 210 mujeres y casi 2.000 bebés. Esto sucede en Guatemala. Por ello, Andrés emprendió la iniciativa Embarazo Saludable donde el foco principal son las mujeres embarazadas en zonas remotas. Pero ¿cómo realizar una ecografía en lugares a los que no llega la energía eléctrica? ¿Cómo contar con análisis clínicos para detectar a tiempo infecciones en una zona aislada? Andrés supo cómo: proporcionando a los equipos médicos una mochila. Esta incluye un ecógrafo portátil alimentado con un panel solar plegable y un sistema de análisis sanguíneos que utiliza tiras reactivas adecuadas para las zonas más remotas. Y así, la mortalidad se reduce de forma drástica.

ods-emprendedores-salud

En otra parte del mundo, epidemias como la malaria debilitan a la población. Miguel Luengo trabaja para poner fin a este problema. Cada año un millón de personas mueren por esta enfermedad infecciosa causada por una picadura de mosquito. Dicha enfermedad podría evitarse si los casos fueran diagnosticados a tiempo. Para ello, se necesita un especialista que examine durante veinte minutos una prueba de sangre con un microscopio.

Algunos países en vías de desarrollo, como Mozambique, por ejemplo, no cuentan con suficientes especialistas. Por ello, Miguel tuvo la idea de unir dos aliados improbables: la ciencia médica y los videojuegos. Y creó Malaria Spot. Un videojuego en el que se reta a los jugadores a micro tareas de diagnóstico médico para las que no es necesario ser profesional. De esta forma, está llegando a una escala masiva de gente que, mientras se divierte, colabora en una causa mundial.

El acceso a atención sanitaria de calidad también es una inquietud importante para la ONU. Esta es la misión de Ana Urrutia, emprendedora social que está trasformando el sistema de atención a personas mayores y dependientes en España hacia un modelo basado en la dignidad y calidad de vida. Ana trabaja para evitar el uso innecesario de sujeciones físicas y químicas en hospitales y clínicas, y para ello ha desarrollado un modelo de que asegure la humanización y la dignidad en el cuidado, desde la estructura física de los centros, hasta los horarios o la comida. Y quiere que todos los centros y hospitales de España lo puedan poner en marcha.

Estos tres emprendedores sociales son parte de una alianza global entre Boehringer Ingelheim y Ashoka llamada Making More Health: iniciativa mundial que impulsa la innovación social para solucionar los desafíos más importantes en salud. Juntos, exploran rutas innovadoras para que las personas puedan tener mejor acceso a lo que necesitan.

Estar en el mundo a día de hoy implica representar el 1,333187e-9 de humanos. Ahora que ya sabes que la ONU te ha lanzado un reto, tal vez te preguntes cómo tú puedes conseguir superarlo. Aunque parezca imposible, tú, 1,333187e-9, puedes contribuir él.

Leticia Sala es colaboradora de Ashoka


Los comentarios están cerrados.