La organización (o no) de la sociedad del futuro

Enrique Arnanz: «Nos guste o no, lo entendamos o no, lo gestionemos bien o mal, el siglo XXI es el siglo de la diferencia»

Mercedes Wullich: «Si los hombres no se suman al pacto, dentro de 50 años estaremos igual»

Luis Tamayo: «La organización piramidal, en un mundo que es red, no encaja»

Comparte este artículo

«Resulta difícil imaginar la forma en que nos organizaremos dentro de diez años, porque los modelos de referencia que tenemos son absolutamente unidimensionales. Nos guste o no, lo entendamos o no, lo gestionemos bien o mal, el siglo XXI es el siglo de la diferencia». Así de rotundo se mostró Enrique Arnanz, presidente de Fundación Esplai, en el tercer coloquio celebrado dentro del marco del Nesi Forum (Foro Global de Nueva Economía e Innovación Social). El rol de la mujer, la participación ciudadana o los modelos colaborativos fueron algunos de los puntos sobre los que se incidió durante el encuentro, organizado por Reale Seguros y la Fundación Empresa y Sociedad, y del que Ethic es medio colaborador.

«No se trata de un , sino de un nosotros», opina José María Becerra, jefe de Innovación Digital del Ayuntamiento de Madrid. «La participación ciudadana es algo imparable. El Ayuntamiento ha firmado un convenio con otros 30 consistorios de España con la idea de que la partición se extienda, y así generar una masa crítica que haga imposible una vuelta a atrás», explicó Becerra. Además, según los datos del presupuesto participativo del curso anterior, «los proyectos presentados por los ciudadanos tenían un claro corte social».

Las sociedades están avanzando, pero ahora la pregunta parece girar en torno al cómo deben hacerlo. «Hay que apostar por ciudades más participativas, organización de grupos o áreas de trabajo y aceptar que hay muchas maneras de hacer las cosas», advierte Luis Tamayo, conector de Ouishare en Madrid (Economía Colaborativa). «El papel del tercer sector es fundamental; la sociedad civil es una de las principales protagonistas de los procesos de cambio», apuntó Arranz.

¿Podría este modelo colaborativo ser aplicable a la empresa? «Grandes compañías que todos conocemos han innovado en el modelo de negocio, pero no han innovado en su sistema organizativo interno», explicó Tamayo. Están surgiendo una nueva horizontalidad con una clara voluntad romper con las jerarquías tradicionales. «La organización piramidal, en un mundo que es red, no encaja», apostilló.

Por su parte, Mercedes Wullich, directora de Mujeres&Cía, hizo hincapié en el techo de cristal al que se enfrentan las mujeres en los ámbitos empresariales más tradicionales. «En todos los sectores de vanguardia, como el tecnológico, la igualdad funciona mucho mejor. Mientras en algunos la diferencia salarial es por lo menos del 20%, en otros baja al 3%». ¿Por qué las mujeres encuentran tantas dificultades para acceder a los altos cargos? No solo se trata de salarios, sino también de pisar moqueta para dirigir y organizar equipos dentro de las compañías. «Si los hombres no se suman al pacto, dentro de 50 años estaremos igual», concluyó Wullich.

NESI es un Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social que reúne por primera vez en la historia a los principales representantes internacionales de los llamados Nuevos Movimientos Económicos (NEMs). NESI se celebrará en Málaga, España, emtre el 19 y el 20 de abril de 2017.


Deja un comentario