Un oasis en el desierto

Está a siete kilómetros de Tudela y, al mismo tiempo, a desmano de todo. ¡Descanso asegurado! 

Comparte este artículo

Aire de Bardenas es un hotel en este entorno natural de Navarra protegido por la Unesco. Su arquitectura, a base de cubos independientes con amplios miradores, se integra perfectamente con el paisaje hasta el punto de pasar desapercibida.

Eso es lo que sienten sus huéspedes: una desconexión total con el ritmo estresante del resto de la civilización. Su simbiosis con la naturaleza va aún más allá con sus burbujas, habitaciones efímeras transparentes cuyos techos son, directamente, las estrellas. La comida viene de su propio huerto, sin aditivos.

+ http://airebardenas.com/es/


Los comentarios están cerrados.