La creatividad no es cosa de genios

8_papiroflexia

Joaquín Monzó: «Todos tenemos un banco de ideas que es una gota en el océano»

«Hasta ahora, la creatividad en España se limitaba al 'brain storming'»

Comparte este artículo

«Todos tenemos un banco de ideas que representa una gota en el océano». Es el símil que Joaquín Monzó utiliza para explicar el potencial creativo de cada uno de nosotros. Una capacidad que puede permanecer inactiva si no la estimulamos. ¿Cómo despertarla? Es la pregunta que este experto en innovación creativa plantea en su libro El gimnasio de la creatividad. La respuesta: el método de las 5 rutinas. O, lo que es lo mismo, una serie de sencillos hábitos que «nos ayudan a entrenar nuestro pensamiento para encontrar ideas y soluciones totalmente novedosas a cualquier reto creativo, sin importar su dificultad».

Monzó es consultor de habilidades creativas desde hace casi 20 años para grandes compañías, entre ellas Endesa, en cuya sede tiene lugar nuestro encuentro. En su libro, dirigido especialmente al ámbito empresarial, nos invita a entender la creatividad como una habilidad que se puede estimular de forma fácil, práctica y divertida.

La puesta en marcha de este tipo de pensamiento, denominado lateral, está íntimamente relacionada con la creatividad y ésta a su vez con la innovación, dos conceptos que todavía se aplican con todo su potencial en España. «Hasta ahora, había un vacío de creatividad en España, se basaba fundamentalmente en el brain storming [tormenta de ideas]. Por eso, he creado el sistema de las cinco rutinas, un proceso que empieza por la comunicación y les siguen la comunicación, información, observación, el romper paradigmas y reinventarse», explica Monzó.

El autor pretende abrir nuestras líneas de pensamiento a las de los demás. «Ese océano donde deposito mis ideas está lleno de otras líneas de pensamiento distintas de las mías. Tengo que intentar conectar con ellas para aumentar mi banco de ideas», continúa. Un ejemplo: «En Estados Unidos surgen nuevas ideas de negocio que allí no son originales, pero sí lo son si las traemos a España. Es lo que hace alguien que ha aumentado su banco de ideas por medio de estas rutinas».

La evolución de la RSC es un ejemplo de novedad. «Es un cambio de paradigma claro. Hace unos años se limitaba a una depuración de la imagen de las empresas; hoy la integran en sus estrategias desde el principio. La conciliación y la sostenibilidad se ven beneficiadas por esto».

La pregunta es inevitable: ¿Qué es la creatividad, ese término tan amplio? Monzó nos responde: «La creatividad es conectar con una línea de pensamiento nueva que no tienes en tu zona de confort. Te permite solucionar el problema o lograr el reto de una forma totalmente diferente que el entorno en el que estás».

El experto también imparte su sistema en primaria y secundaria. «La educación es un pilar de cualquier sociedad. En España seguimos demasiado anclados a los métodos teóricos, en lo que se mandan deberes todos los días. Es necesario ampliar el banco de ideas de los profesores, que sus clases sean más experienciales y menos de pizarra».

En efecto, lo que Monzó busca con su libro es abrir nuestras mentes, muchas veces acomodadas en protocolos y formalismos obsoletos. «Tener siempre el reto en la cabeza, y la búsqueda de la solución. Y abrirnos mucho a otros entornos, ser valientes para aplicar soluciones nuevas e inéditas en nuestro entorno». Avanzar, en definitiva.


Los comentarios están cerrados.