Así suena la canción de Radiohead contra el mundo sintético

Radiohead_xoptimizadax--620x349

'Fake plastic trees' surgió cuando decoraron un distrito financiero de Londres con árboles de plástico

Thom Yorke grabó las voces en una sola toma y, cuando acabó, se puso a llorar

Comparte este artículo

Canary Warf es uno de los mayores centros financieros y comerciales de Londres y aloja los tres rascacielos más altos de Reino Unido. Pero lo que a Thom Yorke le llamó realmente la atención fue cuando decoraron sus aceras con árboles de plástico a tamaño real. Muchos lo atribuyen a la dificultad de plantar en la zona, ya que se levantó sobre un antiguo vertedero. De allí salió su inspiración para componer Fake plastic trees junto a su banda, Radiohead, probablemente la más influyente en la música pop-rock de las últimas dos décadas.

Acaban de lanzar su noveno disco, A moon shaped pool, brillante y retorcido como todos los demás, aunque cuesta encontrar una canción tan visceral como Fake plastic trees, de su segundo álbum, allá por 1995: después de un concierto de Jeff Buckley, Thom Yorke fue corriendo a su estudio y grabó todas las estrofas, puentes y estribillos de un tirón. Cuando terminó, exhausto, se puso a llorar. El resto del grupo fue grabando en días posteriores las partes instrumentales, supeditadas a la línea vocal, que no tocaron en ningún momento.

La canción habla de una zona de Londres convertida en el epítome del exceso, con un crecimiento desmesurado de edificios de oficinas y centros comerciales, que provocó un crecimiento paralelo de los precios de las viviendas aledañas de la isla de Dogs, donde se asienta. Thom Yorke habla durante las estrofas de la canción de la absurdez de una persona que riega una falsa planta de goma china con una regadera de plástico, comprada a un hombre de goma en una ciudad llena de plantas de goma… para sentirse real.

El caso de Canary Warf le sirvió para alegorizar sobre una visión bastante mate sobre el mundo (en línea con la lírica pesimista habitual de Radiohead, por otro lado). Durante una entrevista a la publicación American Songwriter, Yorke dejó claro lo que quería contar: «Hablo de un mundo que cada vez se vuelve más falso y manufacturado. Un mundo en el que la tierra, las personas, son de plástico [en referencia a la cirugía plástica]. Es nuestro mundo, cada vez más artificial, con el que ya es casi imposible tener una conexión humana y auténtica».

Ahora que el plástico invade tierra, mar y aire (literalmente) es un buen momento para revisitar una de las mejores canciones de una de las mejores bandas de este siglo.

Imagen de previsualización de YouTube

COMENTARIOS

  1. Barcelona és una ciutat bastant sintètica, a Ciutat Vella hi ha moltes tendes i bars plasticosos que han pervertit la vellesa i la bellesa del districte. El mediterrani és un lloc molt respectuós amb el mal gust


  2. Es un insulto a la naturaleza, una burla al ser humano…..cualquier día nos sustituyen por robot……


Deja un comentario