3 de cada 4 docentes no creen que sea viable un pacto por la educación

Los expertos creen que el marco normativo será inestable y poco consensuado

El escaso presupuesto reducirá el número de centros y las becas escolares

Comparte este artículo

Tres de cada cuatro docentes y expertos no creen posible un Pacto por la Educación que en los próximos cinco años otorgue estabilidad al sistema y lo mantenga al margen de avatares partidistas.

Es la principal conclusión del informe prospectivo Educación en España. Horizonte 2020 elaborado por Acción Magistral, un proyecto de apoyo al profesorado promovido por la FAD, BBVA y la Comisión Española de Cooperación de la UNESCO. El estudio reúne las opiniones de 200 expertos que analizan cómo será el sistema educativo en España en los próximos cinco años, qué dilemas tendrá que afrontar y qué oportunidades y alternativas surgirán.

Los consultados coinciden en que el marco normativo será inestable y poco consensuado entre las diferentes fuerzas políticas: las leyes seguirán cambiando conforme lo hagan los gobiernos y no se consolidará un modelo estable, sino que el sistema se modificará antes de que se pueda comprobar y medir su eficacia real.

Además, creen que la comunidad educativa no será consultada ni participará de forma activa en las modificaciones de la norma. No se percibe que la educación vaya a ocupar un lugar prioritario en las agendas de las administraciones, al igual que los esfuerzos por dotar de prestigio la figura del docente ni el fomento del debate público en torno al papel de la escuela y el profesorado.

Insuficiencia presupuestaria

Otro punto en el que los expertos y docentes coinciden es en que la dotación presupuestaria de los próximos cinco años será insuficiente, lo que provocará la disminución del número de centros educativos y de docentes, con lo que aumentara el ratio alumno-profesor. Además, las condiciones laborales de los profesores serán más precarias (inestabilidad, menos posibilidad de formación continuada, reducción del salario, menos estímulos labroales, etc.). Sin embargo, se endurecerán las condiciones de acceso a la docencia.

El escaso presupuesto también tendrá un reflejo directo sobre el alumnado y sus familiares: menos becas y peor dotadas, textos y material escolar a cargo de las familias, al igual que el coste de las actividades extraescolares.

Este deterioro de las prestaciones públicas solo tendrá una excepción: la formacioń profesional. Los expertos ven en ella una alternativa de futuro cuyo prestigio aumentará por suponer una mayor facilidad de acceso al mercado laboral. Prevén un aumento del número de centros, de especialidades y de profesores. Todo ello, resalta el informe, al hilo de la necesidad de mejorar las condiciones de empleabilidad.

Promoción de la transformación

Estos factores, unidos a la falta de reconocimiento social del profesorado y de la importancia de una educación de calidad, provocarán, según los expertos, el fortalecimiento de unas minorías activas de docentes y familias que, desde la reivindicación, irán creciendo en número y organizándose, mostrando un compromiso con su formación, con la innovación educativa, con la búsqueda de nuevas fórmulas de relaciones escolares y con la protesta por las insuficiencias.

Las tasas de abandono temprano no se modificarán, pero sí disminuirá el absentismo escolar. Otra mejora que los expertos prevén es una mayor implantación de los planes de convivencia en los centros, consiguiendo cierta efectividad en el control de conflictos. Aunque el desafío de la multiculturalidad seguirá recayendo sobre los centros públicos y pese a la disminución prevista de recursos, la conflictividad potencialmente derivada disminuirá y se conseguirán unos niveles adecuados de integración.

Además de esta investigación, se han presentado los datos de un estudio monográfico sobre la situación actual, Educación en España. Lo que dicen los números, que muestra una foto fija del panorama.

Imagen de previsualización de YouTube

COMENTARIOS

  1. Yo diria cuatro de cuatro


  2. Si tres de cada cierto son incapaces de hacer un pacto para dar la mejor preparaciones s las siguientes generaciones, nuestros hijos y nietos,.,.
    no son docentes….., son
    INDECENTES.


    • El pacto no depende de los docentes. No insulte por favor


    • Con todos mis respetos, Elena Hueso,


    • …si se resignan, son responsables de impartir enseñanzas con la que no están de acuerdo. Siempre legislan los políticos, pero a los profesionales les queda el derecho, y la obligación, de hacer lo posible por evitar malas leyes. Pero resignarse….


  3. A ver si de una vez empezamos a asumir que la profesión de profesor, maestro, etc. es una de las más importantes de la sociedad en la que vivimos. Y por tanto, con esa importancia, con ese valor insustituible, deberíamos cuidarla y encumbrarla.


  4. Sinceramente, me importan más los alumnos. Ellos pagan más que nadie el pato


    • ¿Pero es que nadie piensa en los niños? https://www.youtube.com/watch?v=poXPo_bP7Cc


    • La educación de esos alumnos es consecuencia directa de sus profesores, colegios, etc. No hay alumnos sin profesores y viceversa. No entiendo eso de que importe más alguien en la ecuación. A ver si empezamos a asumir que la profesión de profesor, maestro, etc. es una de las más importantes de la sociedad.


    • la sociedad es más importante que cualquier profesión. En la enseñanza primaria hemos pasado de tener maestros a “profesores” que consideran que hay que ir a la escuela o al instituto a dar clases magistrales. Me gustaría que cuando se piden medios en los centros, mejoras en las leyes de enseñanza y demás se tuviera en cuenta lo que va a repercutir de verdad al estudiante. Antes no habían tantos medios pero había profesores más implicados. Si hubiera consenso a nivel político y no hubieran, por ejemplo, 17 cortijos en la enseñanza menos cosas pasarían y se tienen que implicar todas las partes. A lo mejor si algún “maestro o profesor” se bajara del pedestal alguna vez también cambiaban las cosas en algún centro. No se preocupen, cuando toque hablar de padres y alumnos también lo tratamos. Por cierto, no pienso perder el tiempo en ver un vídeo, que no deja de ser, seguro, su opinión, no un documental científico que corrobora una doctrina. Y lo de la profesión, bla, bla, demagogia, no deja de ser una valoración global ante la que cualquiera se vería obligado a confirmar


  5. Todo mi apoyo a este colectivo. Al filo de lo imposible entre una administración caprichosa y los papás que no se entera del juego en el que están.


  6. Resignarse nunca, donde no llega la politica tiene que llegar la profesion y la sociedad. Por favor, luchemos juntos


    • Respuesta correcta. La única con futuro. Es demasiado importante


    • …….para conformarse y rendirse.


  7. Angustia constante


  8. Muy comprensible.


  9. Esto no es sorprendente….


  10. Si la propuesta viene de la privada y Marina yo la analizaria muy mucho…


Deja un comentario