Reciclaje y educación:
¿cuánto queda por recorrer?

El 80% de los hogares españoles declara reciclar siempre el vidrio

Reciclar 3 botellas equivale a cargar
un móvil durante
un año entero

El Plan de Educación para el Reciclaje ha formado a más de 500.000 niños

Comparte este artículo

Por Luis Meyer

Las cifras son alentadoras. Los ciudadanos cada vez están más concienciados con el reciclaje de vidrio. El año pasado se reciclaron más del 70% de los envases de este material, según los últimos datos de Ecovidrio. La pregunta es inevitable: ¿vamos por el buen camino para cumplir los objetivos de Europa para 2020? Hablamos con José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, el SIG que ya se encuentra en disposición de cumplir con los objetivos que establece la UE (75% en 2025).

¿Cuál es la posición de España respecto a Europa en cuanto al funcionamiento de los SIG y, más concretamente, en el tratamiento del vidrio?

El modelo conocido como Sistema Integrado de Gestión (SIG) o Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada (SCRAP) se ha impuesto en Europa y se ha convertido en referente a nivel internacional. En nuestro país, y de forma previa a la Ley de Envases y Residuos de Envases, la industria vidriera ya recogía el vidrio y lo reciclaba. En el caso de España, se ha demostrado la eficiencia y eficacia del Sistema Integrado de Gestión (SIG). La recogida selectiva de este material es pionera en nuestro país y cuenta ya con una probada experiencia. Ecovidrio proporciona un servicio público y universal para el ciudadano. Un modelo de gestión que ha demostrado eficacia y eficiencia tras 18 años de existencia, a través del aumento constante de la tasa de reciclaje. Desde 1998 los españoles han reciclado más de 12 millones de toneladas de envases.

¿Crees que la ciudadanía es consciente de la importancia de reciclar los envases y de la labor que realiza Ecovidrio en este sentido?

Sí. Afortunadamente, gran parte de la ciudadanía está concienciada y conoce los beneficios medioambientales de reciclar. En estos 18 años, a través de diferentes campañas de concienciación hemos conseguido que el reciclaje de vidrio se convierta en un hábito, logrando que casi el 80% de los hogares españoles declare reciclarlo siempre. El vidrio es un material que se recicla al 100% y con cada botella, tarro o frasco reciclado podemos fabricar otro exactamente igual, sin perder calidad e infinitas veces. Además, al reciclarlo se reduce el consumo de energía y las emisiones de CO2 a la atmósfera, se evita la extracción de nuevas materias primas y que aumente el volumen de los vertederos. Desde Ecovidrio seguimos trabajando en el ámbito de la sensibilización para conseguir aumentar aún más el compromiso ciudadano.

¿Consideras que España está preparada para cumplir los objetivos de 2030 o hay que tomar más medidas en estos cuatro años?

Por supuesto. Nuestro reto es alcanzar una tasa de reciclado del 77% en 2020. Estamos siendo mucho más ambiciosos de lo que exige Europa, que fija un objetivo del 75% en 2025 y un 85% en 2030. En este contexto, es muy importante establecer un marco legal sólido y estable y que, además, permita aumentar la tasa de reciclado. De cara a poder cumplir nuestra parte, necesitamos tres cosas: que la Directiva establezca unos métodos de cálculo homogéneos en toda Europa para poder realizar comparaciones con nuestros países vecinos; que se definan bien los roles y responsabilidades de los agentes del sector; y seguir potenciando sinergias con las administraciones públicas a la vez que se promueve el avance de medidas incentivadoras que completen la gestión actual. Además, en nuestro Plan Estratégico 2020 hemos establecido una serie de acciones como la instalación de 40.000 nuevos contenedores, el refuerzo de las acciones de sensibilización dirigidas al sector hostelero y sociedad en general y el impulso de nuevas fórmulas de recogidas complementarias, entre otras.

download

Cuatro botellas de vidrio recicladas mantienen una nevera funcionando un día entero. ¿Habría que dar ejemplos más cercanos como estos a la ciudadanía?

Un sistema como el que promueve Ecovidrio no sería posible sin la implicación y participación de los ciudadanos. Por ello, ponemos en marcha campañas de sensibilización en las que adaptamos los mensajes a los formatos y a los códigos de comunicación de cada colectivo. Asimismo, para tangibilizar las grandes cifras que se generan a partir del reciclado de vidrio, elaboramos rankings y equivalencias que contribuyan a explicar la actividad. Por ejemplo, reciclando tres botellas de este material se evita que 1 kg de basura vaya a parar al vertedero y se ahorra suficiente energía para cargar la batería de un smartphone durante un año o para mantener encendida una bombilla de bajo consumo durante 9 días. Desde el inicio de sus operaciones, Ecovidrio ha evitado la emisión de 8 millones de toneladas de CO2, equivalentes a retirar más de 100.000 coches de la carretera durante 15 años. Además, ha impedido la extracción de 15 millones de toneladas de materias primas que llenarían dos pirámides egipcias y ha ahorrado 33 millones de MWh (megavatio-hora), equivalentes al consumo eléctrico de todos los hospitales de España durante 6 años.

¿Qué iniciativas está llevando a cabo ahora mismo Ecovidrio en materia de educación y concienciación?

En 2015 se invirtieron 8,6 millones de euros en más de 350 campañas de sensibilización para fomentar el reciclaje entre niños, jóvenes, responsables de las tareas del hogar y sociedad en general. Nuestra apuesta por campañas especiales en programas de máxima audiencia como MasterChef, Cuéntame, Allí abajo, etc., y la colaboración de casi un centenar de caras conocidas, han sido claves para afianzar el compromiso y la adquisición del hábito de reciclar vidrio entre los ciudadanos. Recientemente, con motivo del Día Mundial del Reciclaje que se celebró el 17 de mayo, hemos desarrollado una campaña en colaboración con el Atlético de Madrid para amplificar el eco de nuestro mensaje.

¿Se le da la suficiente importancia en los programas educativos de primaria?

El 96% de los españoles afirma que es fundamental que en las escuelas se impartan materias relacionadas con la preservación del medio ambiente. En este sentido, Ecovidrio apuesta por la formación y sensibilización de los recicladores del futuro con el fin de impulsar el cambio de hábito hacia un modelo más sostenible y convertir a los más pequeños en prescriptores de sus hogares. Desde hace más de 8 años, desarrollamos actividades de sensibilización en centros escolares. Cabe destacar el Plan de Educación para el Reciclaje que ha contribuido a la formación en hábitos medioambientalmente responsables de más de 500.000 niños, a través de más de 15.000 talleres en cerca de 3.000 colegios de toda España. En marco de este plan, en 2013 se inició la campaña Dale de comer a Mr. Iglú, una iniciativa pionera en el ámbito de la sensibilización pública, que utiliza el juego y las nuevas tecnologías para sensibilizar adaptando el mensaje a los formatos y los códigos de comunicación de este colectivo.

Los vertederos de residuos comunes siguen siendo un gran problema en España. ¿Deberían tomarse más medidas respecto al llamado “contenedor para todo”, de tapa naranja, en el que se mezclan residuos orgánicos, plásticos y minerales?

Actualmente, 7 de cada 10 envases de vidrio se reciclan en nuestro país, pero somos conscientes de que aún hay una parte de la población que no lo recicla, y que aproximadamente un 30% de estos residuos van a parar a los vertederos. En este sentido, en Ecovidrio trabajamos diariamente en a la búsqueda de nuevas fórmulas para recuperar este residuo de las plantas de RSU (residuos sólidos urbanos) y convertirlo en materia prima. Hasta la fecha, se han puesto en marcha nueve programas pilotos en toda España. Sin embargo, sacar los residuos de vidrio de las plantas de RSU es un proceso complejo, en muchas ocasiones es muy ineficiente y no nos permite recuperar el 100% de lo que se tira, por lo que si todo el reciclaje se canalizase por RSU nunca se podría reciclar el 100% y se rompería el círculo perfecto. Por ello, es vital que los ciudadanos y el sector de hostelería y restauración sigan movilizándose y reciclando a través del contenedor verde para evitar justamente el aumento de los vertederos y contribuir al desarrollo social sostenible y a la transición real a un modelo de economía circular.


COMENTARIOS

  1. Yo si pudiera, llevaría la botella de mi casa para que me la llenaran, pero ¡esto no se puede!!¡


  2. Y a ti no te pagan por hacer el trabajo gratis


  3. Se ve se nota, las campanas se llenan y se vuelven a llenar, por lo menos asi es en el Campello


Deja un comentario