El ébola deja a miles de niños huérfanos

huerfanos_ebola_ninos

Los niños huérfanos a menudo se enfrentan al estigma y al rechazo

Comparte este artículo

Al menos 3.700 niños en Guinea, Liberia y Sierra Leona han perdido a uno o a ambos progenitores a causa del ébola desde el inicio del brote en África occidental, según las primeras estimaciones de Unicef. Muchos de estos niños están siendo rechazados por sus familiares supervivientes por temor a la infección.

“Estos niños necesitan urgentemente especial atención y apoyo; sin embargo, muchos de ellos se sienten rechazados e incluso abandonados. Generalmente, de los huérfanos se hace cargo un miembro de la familia más cercana, pero en algunas comunidades el miedo que rodea al ébola se está convirtiendo en más fuerte que los lazos familiares“, afirma el director regional de Unicef para África occidental y central, Manuel Fontaine, que acaba de regresar de una visita de dos semanas a Guinea, Liberia y Sierra Leona.

El número de muertos a causa del ébola aumenta, los informes preliminares de Guinea, Liberia y Sierra Leona sugieren que el número de niños huérfanos por esta enfermedad se ha incrementado en las últimas semanas y es probable que se duplique para mediados de octubre. El ébola también está impactando emocionalmente en los niños, sobre todo cuando ellos o sus padres tienen que ser aislados para su tratamiento.

Para acelerar la respuesta al ébola Unicef ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para recaudar 200 millones de dólares para proporcionar asistencia de emergencia a los niños y las familias afectadas por el brote de ébola en toda la región, incluyendo las actividades de protección. Hasta ahora, Unifec sólo ha recibido el 25% de esta cantidad.


Los comentarios están cerrados.