Lluvia de ideas para innovar en cultura

showeer

Zinc Shower es un movimiento generado con el impulso de los proyectos y empresas más innovadoras del sector.

Comparte este artículo

Si eres emprendedor y trabajas en la industria cultural y creativa seguro que habrás oído hablar de Zinc Shower, un movimiento generado con el impulso de los proyectos y empresas más innovadoras del sector.

 En la segunda edición del Meeting Show de Zinc Shower, celebrado el pasado mes de mayo en el Matadero de Madrid, se produjo una ducha de ideas estimulantes y transformadoras. Un lugar donde encontrar inspiración, darse a conocer, hacer nuevos contactos y, sobre todo, empaparse de ideas que pueden transformar el sector.

Con ese mantra como telón de fondo, Zinc Shower 2014 dio cita a cerca de 400 profesionales de la industria cultural, que dieron contenido a un programa que contó con 80 charlas, 50 talleres, 30 networkings y más de 50 actividades culturales para que ningún ‘shower’ se fuese de allí sin su ración de inspiración.

Con un programa tan ambicioso, los organizadores optaron por crear ocho itinerarios adaptados al perfil del asistente: para hacer crecer un proyecto, para conocer gente con talento, para encontrar financiación, para buscar trabajo, para ponerse al día en innovación, para disfrutar con la familia o para transformar el mundo.

Zinc Shower en Mali

Una de las propuestas más atractivas del proyectos es la unión de Zinc Shower y la ONG Voces, que les ha hecho viajar hasta Mali para tratar de mejorar la vida de las personas a través de la música y la cultura. En Mali se presentaron 28 proyectos y 2 fueron seleccionados para participar en la segunda edición madrileña de Zinc Shower, lo que les ha permitido completar su formación, buscar financiación y participar en la gran feria de las industrias creativas.

mali

Los dos proyectos seleccionados en Mali fueron Instant Courtuna productora audiovisual con un alto componente innovador– y Rain Boarduna agencia de eventos culturales y ceremonias que respetando las tradiciones malienses quiere a resolver problemas sociales dentro de la ciudad de Bamako–. Son dos muestras del potencial trasnformador de la industria cultural maliense, que en la actualidad representa el 8% de su PIB.

España

En nuestro país, Zinc Shower es la representación a pequeña escala de la importancia que han cobrado  las industrias culturales y creativas en los últimos tiempos. Actualmente las industrias culturales y creativas representan el 4,2% del PIB y dan trabajo al 3,1% de la población activa, con un valor económico superior al de sectores básicos como la agricultura o la energía. Además, “Madrid es la tercera ciudad de Europa con el mayor número de profesionales dentro de las industrias creativas y culturales”, destaca uno de los creadores de Zinc Shower, Rafa De Ramón.

“En España es muy complicado sacar adelante un proyecto por muy innovadora que sea la idea”, –continúa  De Ramón–, “pero en los últimos años se está viendo cómo parece que cada vez hay más instituciones y entidades financieras dispuestas a apoyar a estas personas”. Sobre todo cuando el proyecto, además de ser rentable económicamente, es sostenible y ético.

Durante Zinc Shower hablamos con Fair Changes, el primer mercado online en España donde poder comprar y vender productos bajo tres premisas: medioambientalmente responsables, sin intermediarios y sin esclavitud ni explotación infantil.

“Con nuestra tienda queremos devolver la justicia ética al consumo”, explica Cristina, la cara visible del proyecto. Se trata de colaboración en estado puro, pues cualquiera puede crear su tienda o vender sus productos a través de una plataforma web, siempre que cumplan con unos requisitos éticos. “Nosotros mismos hemos querido dar ejemplo de nuestra filosofía, trabajando directamente con personas con autismo”, resalta Cristina.

El funcionamiento es el siguiente: a través de su página web, que podríamos definir, salvando las distancias de volumen, como un Ebay del comercio sostenible, los usuarios pueden crear su tienda si son productores responsables, o bien, adquirir dichos productos. De manera que Fair Changes conforma el punto de encuentro entre compradores y vendedores éticos.

En esta senda colaborativa están también: Cestola Na Cachola y Xeneme, dos cooperativas gallegas que creen en un modelo alternativo de crear riqueza. Para ellos: “la responsabilidad social no es una simple etiqueta, sino un valor con el que hemos nacido y que impregna nuestro día a día”, apunta Diego de Xeneme, una consultora que gestiona proyectos socioculturales desde el desarrollo comunitario.

Por su parte, Cestola Na Cachola apuesta por la economía social y solidaria a través de la pintura. Aplicándola en la ilustración de cuentos, murales y moda ética. Raquel, una de sus fundadoras, ha querido destacar las múltiples trabas que se encuentran en el desarrollo de su trabajo. “La RSE a nivel de pequeña empresa está muy poco fomentada, se nos discrimina y sólo se recompensa a las grandes corporaciones”. En este sentido, Zinc Shower es el lugar idóneo para reivindicar un mayor apoyo por parte del sector público y para encontrar inversores privados que también apuesten por el desarrollo de la economía colaborativa.

Imagen de previsualización de YouTube

 


Los comentarios están cerrados.