«El emprendedor social es clave para acabar con el desempleo»

Entrevista a Javier Benavente, presidente de Alares

«Hace falta un entorno legislativo que favorezca el desarrollo de emprendedores»

«La diversidad bien gestionada dentro de las empresas es un arma estratégica fundamental»

«O tienes una cultura interna con gente motivada e implicada dentro de la compañía o de lo contrario estás muerto»

Comparte este artículo

Javier Benavente, presidente de la Fundación Alares, reflexiona en torno al papel de los emprendedores en un contexto de crisis y cifras récord de desempleo. Asimismo, reivindica la cultura de la diversidad como motor de competitividad de empresas y organizaciones.

En un país donde ya rozamos casi los cinco millones de parados, ¿cuál debe ser el papel del emprendedor social?

Yo creo que el emprendedor social es el motor clave para acabar con el desempleo que tenemos ahora mismo. No podemos pretender que con cinco millones y muchos de parados intentemos cubrir todo esto en el medio plazo con empleos. Hay que promover inevitablemente al emprendedor y esto no es una tarea fácil. Hace falta efectivamente un entorno legislativo que favorezca el desarrollo de emprendedores, pero también hace falta apoyo y que exista el espíritu emprendedor, el espíritu de aventura, el espíritu de riesgo porque de lo contrario no vamos a tener emprendedores.

El Gobierno va a lanzar una la Ley de Emprendedores, ¿qué espera de ella?

Bueno, yo no sé cómo saldrá la ley, pero sí puedo decir qué aspectos me gustaría que tuvieran. Vamos a partir de que el mundo del emprendedor no es un mundo fácil. En España creo que no llega al 3% de jóvenes que tengan espíritu emprendedor; por lo tanto, hay un reto por delante importante. Creo que la Ley de Emprendedores debería contemplar aspectos que hagan que mucha gente lo tenga fácil. Yo potenciaría el mundo de las franquicias, por ejemplo, de una forma brutal. ¿Por qué? Porque el problema que tiene el emprendedor; el problema de los emprendedores es que mueren normalmente en el intento, en torno al 90% más menos, en los primeros tres años. Y mueren porque compiten en un mercado en el que es muy difícil poder competir, creando un producto, creando una marca, creando un posicionamiento diferenciado entre los demás, con un sistema de distribución que sea adecuado, etcétera. Es muy complicado. Por lo tanto el mundo de la franquicia es algo que debemos potenciar, porque el mundo de la franquicia aporta una marca, aporta un saber hacer, aporta sistemas que funcionen y lo que necesitamos son personas que sumándose a esos proyectos puedan hacer su trabajo, que eso sí lo saben hacer bien, a través de proyectos que han sido probados. Y a partir de ahí el éxito es muchísimo más fácil. Y franquicias hay de todos los tamaños. Por lo tanto, creo que sin dejar de defender la figura del emprendedor, a la vez debemos defender figuras que apoyen al éxito del emprendedor; y ahí hablamos de figuras como son las microfranquicias o temas similares donde, son franquicias que trabajan con muy poquita inversión, pero que son una alternativa para las empresas que tienen una marca de reconocido prestigio y que pueden trabajar en la base de la pirámide poblacional para poder llegar a un mercado que antes no estaba. Así que, por un lado, está esta parte de cómo promovemos mecanismos para que se pueda emprender de una forma fácil, con poca inversión y segura. Perdóname la expresión pero no hay tanto emprendedor; hay personas que quieren alcanzar su libertad y su independencia económica y laboral. Pero para hacerlo con el mínimo riesgo, eliminando riesgos y miedos, tiene que haber también en la legislación de emprendedores con dimensiones que realmente lo favorezcan. Ahora mismo ser un emprendedor es ser un campeón; significa que dejo de cobrar el paro, empiezo a pagarme autónomos o mis impuestos y luego vamos a ver si esto funciona;  pero de momento, que quieres ser emprendedor, vas a empezar quitándote el paro, vas a empezar a pagándome una cuota de autónomos, incluso para ponerlo fácil si pagas por módulos, empiezas ya a pagarme los módulos correspondientes como si fueras a ganar dinero. Hay que ser un campeón para empezar  pagándole al Estado en base a los posibles beneficios que puedas tener en el futuro. Evidentemente, así ser un emprendedor es ser un campeón. No es solamente que no tengas dinero, es que además tienes que ponerlo para poder hacerlo. Por lo tanto ese es el primer punto que la Ley de Emprendedores debe contemplar, ser emprendedor es asumir riesgos y hay que poner facilidades. Que quieres ser emprendedor, perfecto, dejemos de cobrar el paro, muy bien, pero no te vamos a cobrar autónomos. ¿Cuándo lo pagaremos? Cuando empecemos a tener unos ingresos que ya veamos que esto funciona, así el riesgo asumámoslo juntos, el emprendedor y el Estado: yo dejo de cobrarte, te cobro un mínimo, no es como si estás dado de alta en autónomos, subvencionado, no subvencionado si no un autónomos reducidos, súper reducido que lógicamente tiene aspectos como la Seguridad Social y todo ese tipo de cuestiones que son necesarias, pero no pagando autónomos, o sí o sí, pero no al 100% tal y como está ahora mismo. O los aspectos fiscales, si soy autónomo de una forma fácil podré elegir por régimen de fiscalización directa, hacerlo de una manera determinada, con la contabilidad y todo ese tipo de líos que lleva este tipo de régimen que son muy complicados, o un sistema sencillo que es por módulos. Resulta que por módulos tengo que empezar a pagar de entrada una cantidad fija a cuenta de lo que pueda ganar, gane o no gane; con lo cual, evidentemente, no me está incentivando a que sea un emprendedor. ¿Qué están incentivando? A que lo pueda intentar en la economía sumergida, puesto que no puedo pagar ni autónomos ni puedo pagar los módulos de Hacienda. Por lo tanto yo creo que el primer tema si hay que ser emprendedor, adelante, no me pagues nada e inténtalo, y a los 6 meses hablamos. Si te va bien empezamos a compartir los beneficios, peor mientras no te vaya bien, dejémosle que lo intente. Este es el primer punto, luego hay otros aspectos. Temas de IVA que se está hablando mucho, afortunadamente. Si soy emprendedor y me pongo a vender, luego tengo otra dificultad, que es cobrar. Lo que no puede es venir Hacienda detrás diciéndome «oiga, págueme usted el IVA inmediatamente por haber vendido».

Fundación Alares trabaja el tema del emprendimiento y de la conciliación.

Nosotros trabajamos mucho el hecho de trabajadores socialmente responsables. ¿Por qué? Por dos razones. La primera porque es totalmente compatible hacer negocios y mejorar la sociedad en la que te encuentras. Eso es algo que es posible y es totalmente compatible. Y la segunda porque hacer un negocio socialmente responsable es mucho más eficaz, más rentable y desde luego mucho más seguro para el emprendedor que cuando no lo hace. Porque la sociedad, automáticamente, te devuelve lo que le estás dando. El posicionamiento que tienes que conseguir en la sociedad para diferenciarte de los demás es mucho más fácil conseguirlo cuando eres socialmente responsable, cuando haces algo en pro de los demás y cuando no lo haces. Estamos en un mundo hipercompetitivo, donde un emprendedor tiene que luchar contra cientos de miles de empresas que hacen cosas igual que las suyas. ¿Cómo me diferencio hoy de los demás, con publicidad? No tendría dinero suficiente: es un emprendedor, es una pequeña empresa. Tengo que defenderme con algo que son intangibles que hace que las personas, que mis potenciales clientes, consigo que el posicionamiento que tengo en sus mentes sea distinto a los demás. Y esto se consigue con temas que afectan a la sociedad. Y esto no es una cuestión de dinero, es una cuestión solamente de actitud, de formas de hacer. Este valor diferencial, de preocuparme por los demás, que repito no es una cuestión de dinero, es lo que hace realmente un emprendedor triunfe mucho más rápidamente, sean mucho más seguros sus negocios que cuando no lo hacen. Y ahí entran todo los temas de conciliación, por ejemplo. El tema de conciliación trabajo-familia en un emprendedor o en una pyme, es fundamental. Hay muchísima gente que elige un trabajo u otro simplemente porque se preocupe por sus problemas también. La mayor parte de las personas que trabajan en una empresa tiene problemas en sus casas, problemas familiares, de atención a su familia; la mayor parte de la gente. De hecho, el 50% del absentismo en las empresas viene por problemáticas familiares, y esto está demostrado que es así. Por lo tanto cualquier programa de conciliación trabajo-familia o de asistencia a la familia, especialmente a la familia, influye directamente en el absentismo. Pero es que además, por el mismo salario, puedo conseguir mejores personas con mucha mayor cualificación, especialmente mujeres, que están muy bien preparadas, hay muchas más mujeres hoy más preparadas que hombres. Hablamos de mujeres y de programas de conciliación que a la hora de elegir con qué empresa trabajo o con quién trabajo, estos pequeños valores diferenciales, que cuestan muy poquito económicamente también, hacen que elijan su empresa y no elijan la otra. Por lo tanto son herramientas, normalmente hablamos de conceptuales, con muy poquito coste económico, en muchos casos ninguno, y sin embargo te diferencian atrayéndote a los mejores profesionales, diferenciándote de tu competencia en el mercado, etcétera. Estos temas son fundamentales, que los emprendedores a veces desconocen. Nosotros, por ejemplo, en la Fundación Alares, uno de los temas que trabajamos es la promoción de emprendedores socialmente responsables. Cuando vemos cuáles son las claves del éxito de emprendedores que han triunfado, lo analizas, y estos temas siempre han sido claves. Y esto es algo que los emprendedores y las pymes no conocen suficiente.

La crisis se ceba especialmente con las personas en riesgo de exclusión social. ¿Cuáles son los retos en este sentido?

Nosotros en Fundación Alares y Grupo Alares estamos muy enfocados a todo lo que es la inclusión y la incorporación en el mercado laboral de personas en riesgo de exclusión por cualquier tipo de razón. Estamos muy centrados en el mundo de la discapacidad, Y además, estamos trabajando en cómo todos los elementos en las empresas de diversidad. Son valores importantísimos desde el punto de vista de ganar mercado y desde el punto de vista de ganar en innovación. La diversidad dentro de la empresa genera innovación, la diversidad bien gestionada dentro de las empresas es un arma estratégica fundamental, porque los mercados también son diversos y cuando queremos ir a los mercados si no tenemos gente diversa que sea capaz de entender esos mercados es muy complicado el poder acometerlos. Por ejemplo, en el campo de la discapacidad, recordemos que en España hay casi cuatro millones de personas con discapacidad; es decir, en torno al 8% de la población tiene algún tipo de discapacidad. El contar con personas con discapacidad dentro de la empresa no es que sea una obligación legal solamente, si no que es una oportunidad. Tenemos cuatro millones de personas con discapacidad que están deseosas de recibir servicios, bienes y servicios adecuados a sus necesidades. Cuando tenemos gente con discapacidad en nuestra organización se gana en capacidad para diseñar los productos y servicios que ese mercado necesita. Y eso es algo que no se ha tenido en cuenta dentro de las empresas. Por lo tanto el tema de discapacidad no es solamente un tema de una obligación legal, que lo es, si no que además es una oportunidad empresarial que tiene doble vertiente de beneficios. La primera, y muy simple, es que tenemos ya beneficios en la Seguridad Social, pagamos mucho menos, tenemos deducciones de impuestos. Y la segunda es que es una oportunidad de mercado para ganar cuota en aquellos campos donde no estamos trabajando. En Alares trabajamos ahí, de hecho trabajamos mucho en la integración de gente con discapacidad, tenemos un centro especial de empleo, donde el 90% de las personas son personas con discapacidad y prestan servicios de alto valor añadido. Precisamente los servicios de conciliación trabajo-familia, de asistencia a las personas y a las familias, se prestan desde nuestro centro especial de empleo con personas con discapacidad, con un éxito tremendo.

Javier Benavente tiene claro que una gestión responsable y sostenible de los recursos humanos tiene siempre un impacto positivo.  «O tienes una cultura interna de la empresa con gente motivada, gente implicada dentro de la compañía, gente que apuesta por la empresa, o de lo contrario estás muerto».

Javier Benavente tiene claro que una gestión responsable y sostenible de los recursos humanos tiene siempre un impacto positivo. «O tienes una cultura interna de la empresa con gente motivada, gente implicada dentro de la compañía, gente que apuesta por la empresa, o de lo contrario estás muerto».

En un contexto creciente de empobrecimiento de de las condiciones laborales, ¿podemos hablar de gestión sostenible y responsable de los recursos humanos?

Ahora mismo, efectivamente, en todos los departamentos de recursos humanos hay una guerra tremenda por los costes debido a la situación que estamos viviendo. Pero creo que las empresas son conscientes de que los recursos humanos son realmente el único factor que diferencia una empresa de otra. Es el único factor que no se compra, o lo tienes o no lo tienes; o tienes una cultura interna de la empresa con gente motivada, gente implicada dentro de la compañía, gente que apuesta por la empresa, o de lo contrario estás muerto. Esto es algo que tienes o no tienes y esto es un factor que la mayoría de los presidentes de las compañías lo saben; los de recursos humanos también, pero me refiero más al presidente de la compañía, que es el que tiene que conocerlo. Todos lo demás factores se compran; el único factor que diferencia una empresa de otra, las que son líderes de las que no lo son, las que consiguen el liderazgo de las que no lo consiguen, son las personas. Y eso todo el mundo lo sabe. Y eso no debemos confundirlo con que ahora mismo es necesario reducir al máximo los costes porque las empresas no dan más de sí. Es decir, necesitan ajustar al máximo los costes para mantener el máximo empleo posible. Y esto en esta época toca y es así. Pero esto no quiere decir que la empresa tenga una actitud irresponsable con los recursos humanos o con las personas.


COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con el señor Banevanete: la diversidad crea riqueza para las empresas.

    Pero me gustaría añadir: las empresas no se han dado cuenta aún.


  2. las personas discapacitas están sufriendo los embistes de la crisis. nadie propone soluciones?


  3. ESPERANDO ESTAMOS ESA LEY DE EMPRENDEDORES, QUE NO LLEGA, QUE NO LLEGA, Y MIENTRAS, NOSOTROS, PEQUEÑITOS, PÁGANDOLE LOS IVAS A MEDIO IBEX 35


  4. Buenas fórmulas para sentar nuevas bases para la recuperación: emprendimiento y sostenibilidad. El Gobierno recrota y recorta y, de momento, no impulsa el emprendimiento…..


Deja un comentario